Conectar
Ir arriba

Quién te cantará

Carlos Vermut convierte a Najwa Nimri en una cantante amnésica.

Ya está en postproducción el tercer largometraje del madrileño Carlos Vermut, tras su debut con la casi desconocida «Diamond Flash» (se estrenó en el Festival de Sitges pero no tuvo distribución en salas) y la multipremiada «Magical Girl», una historia de mujeres que se mueve por el terreno de la identidad y la fama.

    L    A          T    R    A    M    A    
Lila, una famosa cantante retirada, sufre un accidente y pierde la memoria justo cuando preparaba su triunfal vuelta a los escenarios. Con la ayuda de Violeta, una imitadora desconocida, tratará de volver a ser lo que fue, entrando en un juego de dobleces, copias y espejos donde se cuestionan los límites de la creación y la originalidad.

La película, que en esta ocasión es fundamentalmente una historia de mujeres, está protagonizada por la actriz y cantante Najwa Nimri, la actriz revelación Eva Llorach, que fue protagonista de la ópera prima de Vermut Diamond Flash, y las ganadoras del Goya Carme Elías y Natalia de Molina, junto a Inma Cuevas y Vicenta N’Dongo. «Esta película nace directamente de la necesidad de rodar», dice Vermut. «Han tenido que pasar unos cuantos meses para sentir que lo que estaba escribiendo fuese la necesidad de que se convirtiese en la película que quería hacer. Es como cuando estás con una chica y empiezas a salir con una nueva. Al principio surge una extraña porque mantienes un recuerdo más fuerte de la anterior. Yo necesito un tiempo para que la película que estoy haciendo sea esa que siempre he querido hacer. Ahora es eso pero he necesitado un tiempo para convertir la historia que estaba escribiendo en eso». El director habla de «una película sobre una cantante a la que le pasan cosas. Una estrella de la canción amnésica narrando un drama en torno a la fama que reposará sobre dos mujeres: la diva y una fan imitadora, que será la encargada de que la estrella reaprenda su propio repertorio y pueda volver a estar en activo ». El productor Enrique López Lavigne aclara que «la génesis de “Quién te cantará” está en Carlos Vermut, y no puede ser de otra manera porque es un autor y a los autores hay que seguirles hasta el fin del mundo porque allí es donde los demás no alcanzamos a ver. Esta es la historia del fin del mundo de Lila, una cantante que ha perdido su voz y que busca recuperarla a través de Violeta, su mejor imitadora. En esa búsqueda y por el camino ambas mujeres encontrarán otras cosas. Desde sus primeros trabajos Vermut ha impuesto su voz en el cine de por aquí y por allí, y en Apache estamos orgullosos de poder seguirle en este viaje al melodrama », asegura. Vermut puntualiza que la película estará destinada a «quien esté dispuesto a escuchar una historia, no es para un público sofisticado ni elitista. Yo escribo una historia que me emociona, no hago un estudio de mercado cuando escribo, es una pulsión más primaria y más infantil », dice. A pesar de ello quiere que la gente vaya a ver a sus películas y lograr tanto el éxito artístico como comercial. «Yo envidio a Jota (Bayona), pero luego la pregunta que me hago a mí mismo es cuánto tengo que sacrificar para llegar a hacer un millón o dos de espectadores. Y al final busco un término medio, pero claro que me interesa el público», aclara. La referencia más directa del film está en un manga famoso, «Detroit Metal City», sobre un joven amante del pop que termina como líder de un grupo de death metal, una lucha interna entre lo que mejor hace y lo que en realidad desea hacer. Además de explorar temas como la identidad y la imagen, hay también un trasfondo de crítica social «que no es intencionado pero sí inevitable. Se establece una relación de poder, porque una es de una clase poderosa, y la otra de una clase inferior, y entre ellos la relación está condicionada por la admiración, pero también por una relación económica de poder. La política y la ética están en todo, y siempre existe, es inevitable». En este sentido, el director explica que, además, este vínculo es «peor» que el de Magical Girl: frente a la «transferencia económica» de aquella, en esta ocasión propone una cesión «espiritual y, por ello, puede ser más político». Vermut reconoce que aquí ha tenido más libertad debido al mayor presupuesto, lo que se ha notado especialmente en cuestiones relacionadas con la realización y la fotografía, y en el uso de elementos como el mobiliario que han contribuido a su idea estética de la película: «He trabajado tranquilo, es un infierno hacer una película con 20.000 euros», dice, en referencia al presupuesto de su primer film. El productor López Lavigne apunta que no se trata de una película de «nuevo rico, no se dirige solo al mercado local, sino que existe interés fuera de España por Vermut, lo que justifica el presupuesto ».

La película es una producción Apache Films, Las Películas del Apache y Aralán Films (España) en coproducción con la francesa Les Films du Worso, con la participación de Televisión Española, Canal Sur y Vodafone, y con Enrique López Lavigne como productor. Se ha rodado durante siete semanas en diferentes localizaciones andaluzas con un presupuesto de dos millones de euros. La banda sonora corre a cargo de Alberto Iglesias, con canciones de la propia Najwa Nimri, y su distribución la llevará Caramel Films que la estrenará en 2018. Además llegará a los hogares de 190 países gracias a un acuerdo alcanzado con Netflix

 

Más en Avances