Conectar
Ir arriba

Krysten Ritter

Protagonista de «The Defenders»

«Imágenes de actualidad» acude a Nueva York para entrevistar a dos de los protagonistas de la serie de Netflix «The Defenders». La primera de Krysten Ritter, que en esta nueva serie retoma el papel que le dio la fama, el de Jessica Jones.


— ¿En qué has notado distinto el proceso de escritura con respecto a «Jessica Jones»?

Obviamente son series distintas y mi personaje también lo es después de haber pasado por todos los sucesos de la primera temporada. Al centrarnos únicamente en un personaje individual podíamos explorar una serie de aspectos que en The Defenders tienen que quedar en un segundo plano por ser una serie más coral. Pero eso no quiere decir que no estén ahí, Jessica sigue teniendo algunos de los problemas con las que ha lidiado anteriormente. Aunque Jessica Jones fue escrita por Melissa Rossenberg, Marco Ramírez, el escritor principal de The Defenders, se entrevistó varias veces con ella e incluso llegó a presentarse para el trabajo de showrunner y productor de Jessica Jones. Tiene una gran afinidad con el personaje así que nuestra relación fue estupenda, tuvimos una gran conexión y ambos podíamos discutir sobre lo que Jessica haría o no haría en determinadas situaciones.

— En la anterior temporada, vimos que Jessica era un personaje taciturno y solitario. ¿Cómo ha evolucionado con respecto a la primera temporada de la serie?

— Bueno, la serie transcurre no mucho después de lo que ocurrió por aquel entonces y Jessica es Jessica, así que es mejor no esperar un gran viaje revolucionario en ese aspecto (Risas). Como es una solitaria se lleva bien con otros personajes que son como ella como Luke o Matt Murdock. Es Iron Fist el que está dando continuamente la tabarra con formar un equipo (Risas). Es el más optimista de todos nosotros y el que primero se da cuenta que, para derrotar a este villano con un inmenso poder, estas personas necesitan reunirse y formar equipo por muy distintas que puedan parecer.

— Después de haber sido protagonista de tu propia serie, ¿cómo se afronta el hecho de tener que interpretar al mismo personaje pero dentro de una dinámica coral?

— Es absolutamente lo mismo. En el fondo es casi todo bastante parecido. Muchos de los sets son parecidos, muchos de los integrantes técnicos de los equipos son los mismos. Fue un rodaje muy divertido, después de tanto tiempo compartiendo vivencias con ambas series, me sentía parte de una familia. El proceso de interpretar al personaje es exactamente lo mismo aunque lo tengas que matizar a causa de las acciones que se van dando en la serie.


La actriz, en un momento del rodaje de «The Defenders», donde vuelve a interpretar a Jessica Jones.


— «Jessica Jones» fue una serie bastante importante para propagar un cierto mensaje feminista. ¿Crees que en «The Defenders» se ha mantenido parte de eso?

— Jessica es quien es y su personaje sigue siendo quien es. Hace lo que ella cree que debe hacer y es un personaje único en eso. Yo no diría que es feminista, sino un personaje fuerte con un código de conducta propio. Ahora mismo estamos preparando la segunda temporada de Jessica Jones y seguimos ahondando en esos mismos temas.

— ¿Crees que, por compartir plano y escena con tres superhéroes masculinos, el mensaje se acentúa?

— No, como te digo Jessica es quien es y no le importa quién esté alrededor. No es alguien que se va pavoneando de su condición, ni que mucho menos utilice su género o condición sexual para dar lecciones de nada. Creo que es un personaje que transmite valores por su fuerte personalidad, pero en ningún momento la serie o el personaje en sí es una proclama de nada. Al menos así es como yo lo veo.

— En el universo Marvel hay un montón de personajes femeninos fuertes como Natasha Romanoff o Wanda Maximoff. Tú en cambio interpretas un personaje muy distinto a ellos, puesto que eres casi una antiheroína. ¿Te gustaría compartir pantalla con ellas?

— Por supuesto… Pero no tengo ni idea de cómo funcionan estas cosas. Me encanta interpretar a Jessica Jones y cuantas más veces, mejor. Me encanta esa dinámica de que ella sea la chica hipster, callada, que se va a quedar siempre en una esquina juzgando a los demás en una reunión de superhéroes. Para mí, lo más importante es el viaje interno y psicológico del personaje.

— Por los capítulos que hemos podido ver, parece ser que al supergrupo le cuesta bastante unirse. ¿Es algo que se tenía pensado desde el principio?

— Sí, la serie está diseñada así. Desde el principio se ha tenido la idea de que fuese un show para todo el mundo. Netflix, los guionistas y los productores no querían que únicamente la viese la gente que había visto las series anteriores de los cuatro personajes sino que fuese accesible al mayor número de gente, sin que por ello se renunciase a la identidad de cada una de las series. Así que, en los primeros compases y capítulos, cada personaje tiene su propia identidad visual y señas indicativas propias. Era algo deliberado y buscado.

— Durante años «The Defenders» ha tenido un montón de formaciones distintas. ¿Cuál era tu favorita?

— No tengo ni idea, no debería decir esto pero soy malísima con los cómics, apenas he leído nada. No tengo ni idea sobre la historia en cómics de The Defenders, siempre he estado muy centrada en el viaje psicológico de Jessica. Lo que sí que te puedo decir es que desde que supe que iba a interpretar el papel, leí todos los cómics de ella que cayeron en mis manos. ¡Dios, voy a quedar fatal con mi respuesta! (Risas). Nunca he sido una chica muy interesada en los cómics, pero solo puedo dar gracias al creador del personaje y que existiese previamente y me siento afortunadísima de interpretarla. El personaje más guay de todo el universo Marvel (Risas).


«Me encanta interpretar a Jessica Jones y cuantas más veces, mejor»


— La temporada de «Jessica Jones» estuvo centrada casi únicamente en el viaje psicológico del personaje. ¿Qué podemos esperar de Jessica en este «show»? ¿Una versión igualmente psicológica o introspectiva o es una versión más física, ya asentada en su condición y poderes?

— Jessica es el personaje más psicológico de este grupo, de eso no hay duda. En su show, obviamente había una mayor introspección en ello puesto que era eso, su propia serie. The Defenders es un retrato mayor, hay un villano más poderoso y definitivamente es un show mucho más físico. En un episodio de The Defenders he tenido casi más escenas de acción que en toda mi serie.

— ¿Fue complicado prepararte físicamente para el papel?

— Sí y no. Hay una cosa muy divertida de Jessica y es que no tiene ni idea de pelear. Es decir, no sabe nada de kárate, ni de ningún arte marcial, ni está entrenada en ninguna disciplina, simplemente es pura fuerza bruta. Eso es divertidísimo porque me representa bastante. Veía las coreografías que tenía que hacer por ejemplo Charlie [Cox] y sabía que ni en mil años de entrenamiento iba a poder hacer algo del estilo. Es un trabajo realmente complicado, y en ese sentido, Jessica me representa. Simplemente, llega, patea unos cuantos culos y se va a casa a emborracharse… Pero sí, esta vez me ha tocado entrenar mucho más y aprender muchas más coreografías que en Jessica Jones.

— Has dicho antes que nunca has sido una gran fan del mundo de los cómics, pero es obvio que a juzgar por la gran cantidad de películas y series que se ruedan sobre ellos, representan algo muy importante para mucha gente. ¿Por qué crees que estos personajes siguen teniendo tanta vigencia en pleno año 2017?

— No puedo hablar por todos los personajes porque no los conozco tan bien como conozco a Jessica. Ella es un personaje muy personal, un personaje muy traumado y con mucha carga detrás pero que, como está en un mundo sobrenatural y tiene unos poderes alucinantes, la gente se olvida un poco de ese trasfondo y lo puedes mezclar con la evasión pura y dura. Todo el mundo tiene «mierda» como Jessica y es algo con lo que nos podemos relacionar. Desde que interpreto al personaje, he tenido mucha relación con los fans y he notado cómo el personaje es muy importante para ellos y que tienen con ella una relación casi personal. Pero creo que también es algo normal, hoy en día son los cómics pero anteriormente eran las historias mitológicas, otras veces los personajes de series de televisión, otras las novelas de amor… En el fondo creo que todos consumimos ficción para vernos representados de una manera u otra.

 Roberto Morato

Más en Entrevistas