Conectar
Ir arriba

Narcos T.3

Contra el imperio de la droga

Tras dos temporadas centradas en el auge y la caída del narcotraficante Pablo Escobar, Netflix renueva «Narcos» con la intención de abrir su historia, ambientada en los turbulentos años 90, hacia la guerra contra los cárteles que heredaron el imperio de Escobar en Colombia y extendieron sus tentáculos de poder por toda la geografía americana.


La DEA sabe que, pese a la desaparición de Escobar, la lucha contra la droga está lejos de haber concluido.


La imagen de la caza y posterior muerte de Pablo Escobar (Wagner Moura) en los últimos compases de la segunda temporada de Narcos parecía presagiar una especie de callejón sin salida creativo para una serie que había depositado todos sus esfuerzos en contar la historia del mayor narcotraficante de América del Sur. Sin embargo, como señala Eric Newman, showrunner de uno de los buques insignia de Netflix, en una entrevista para «The Hollywood Reporter» «desde que decidimos llamar a la serie “Narcos”, en vez de “Pablo Escobar”, tuvimos en mente contar la historia de la guerra contra la droga, no solo contra una persona u organización criminal». Prueba de ello es que, tras la finalización de su segunda tanda de episodios, la cadena de televisión dio luz verde a la producción de dos nuevas temporadas en las que, en palabras de Newman, la serie «continuaría profundizando en la historia del tráfico de cocaína».

Tras las salidas de Chris Brancato y Adam Fierro, showrunners de la serie durante sus primeros pasos en la parrilla de Netflix, Eric Newman –con la ayuda del cineasta brasileño José Padilha, director de algunos de sus episodios y productor ejecutivo de Narcos– recoge el trabajo previo con la necesidad de desarrollarlo en nuevas direcciones. Algo que ya apuntaba la progresión dramática de la segunda temporada, en la que sus creadores abordaban en profundidad las múltiples aristas y contradicciones de un personaje como Escobar, más allá de su lucha a sangre y fuego con el ejército colombiano en las calles de Medellín. Una ventana de posibilidades que el propio Newman se encarga de recalcar: «Creo que la serie cuenta con una oportunidad increíble ahora que Pablo ya no es su centro de gravedad, algo que la hace todavía más interesante. Él se encargaba personalmente de enviar los cargamentos de droga en dirección a Miami. Pero, una vez muerto, el cártel de Cali, que tomó las riendas del negocio, prefirió delegar esa tarea en México y dejar que fuesen los mexicanos quienes se encargasen de que los cargamentos de droga cruzasen la frontera». Algo que, como desprenden las palabras del showrunner, produciría la irrupción de criminales como «el Chapo» Guzmán, multiplicando así la presencia de redes de narcotráfico a lo largo de la geografía americana.

EL CÁRTEL DE CALI

Con la muerte de Escobar, Narcos cambia de escenario para situarnos en Cali, el pulmón financiero de la Colombia de mediados de los 90. Toda una declaración de intenciones por parte de los creadores de la serie, que cambian el escenario de guerrilla urbana y violencia de los últimos años del reinado de Pablo Escobar por otro en el que el narcotráfico se define como un modelo de negocio con infinitas ramificaciones y participaciones en empresas legales. En vez de sanguinarios señores de la droga, la serie presenta al cártel de Cali como un grupo en la sombra del poder, preocupados por firmar una tregua con el gobierno colombiano que limpie, de cara a la imagen pública, el alcance de sus actividades criminales.

Así, esta tercera temporada de Narcos nos traslada hasta una Colombia «cansada de tanta violencia, lo que influyó decisivamente en su manera de enfocar la guerra contra el narcotráfico. (En esta temporada) será más difícil diferenciar quiénes son los buenos y quiénes los malos», puesto que, como muestra en sus primeros episodios, tanto el ejército como el gobierno colombiano se hallaban divididos en la forma de hacer frente al poder del cártel. Sin la providencial voz en off de Steve Murphy (Boyd Holbrook), encargada de desgranar la historia criminal del cártel de Medellín, esta vez es Javier Peña (Pedro Pascal), su compañero de la DEA en las dos anteriores temporadas, el protagonista en solitario; algo que refleja la sensación de desamparo de aquel frente al entramado de corrupción y las cortapisas institucionales a las que debe hacer frente para desmantelarlo.

GUERRA CONTRA EL SISTEMA

Si, como reconocía el actor Boyd Holbrook en una entrevista, las primeras temporadas de Narcos estaban influidas por la estética de una película como Tropa de élite (José Padilha, 2007), que aportaba músculo al contrapunto didáctico de la historia sobre los orígenes del narcotráfico, en esta nueva temporada sus creadores han buscado otro tono. Así, los primeros episodios de la serie reparten la acción alrededor de Cali, Juárez y Nueva York, señalando cada uno de esos escenarios como el presente y el futuro del contrabando de droga. Como explica Newman, «Cali fue el cártel que más utilizó las rutas de contrabando desde México y que más se apoyó en el papel de los traficantes mexicanos. De hecho, fueron quienes introdujeron a los mexicanos en el tráfico de cocaína». En consecuencia, la serie se centra en explorar esas nuevas alianzas mientras introduce a personajes, como aquel interpretado por el español Miguel Ángel Silvestre, que conectan el lavado de dinero y la creación de paraísos fiscales con el mundo del narcotráfico.



De ahí que, en esta tercera temporada, los showrunnersdecidan primar la narración detallada de ese mundo post-Escobar en lugar de unas set pieces cada vez más limitadas, en las que sus creadores perfilan, más que la violencia de los anteriores episodios, la escalada de tensión y corrupción en un país sacudido por el poder del cártel. Ese mismo que Narcos dibuja pacientemente, con idéntico ánimo pedagógico, sin perder de vista los pequeños dramas que se suceden en la trama, con el ascenso de la familia Rodríguez, los problemas con el ejército colombiano que atenazan el trabajo del agente Peña o la irrupción de Jorge Salcedo (Matías Varela), jefe de seguridad del cártel y futuro colaborador de la DEA. Una guerra abierta, en definitiva, contra un imperio de la droga que era parte del sistema.

Óscar Brox

USA, 2015-. T.O.: «Narcos». Creadores: Eric Newman, José Padilha. Intérpretes: Pedro Pascal (Javier Peña), Damián Alcázar (Gilberto Rodríguez), Miguel Ángel Silvestre (Franklin Jurado), Matías Varela (Jorge Salcedo), Kerry Bishé (Christina Jurado), Michael Stahl- David (Chris Feistl), Matt Whelan (Daniel Van Ness).

En resumidas cuentas

 

LO MEJOR: El interés de la serie en profundizar en las numerosas ramificaciones del narcotráfico que se sucedieron en Colombia tras la muerte de Escobar.

LO PEOR: Que la ausencia de un personaje tan carismático como Escobar pueda dejar un vacío dramático demasiado difícil de cubrir.

La secuencia: La redada en el piso franco del capo Gilberto Rodríguez (Damián Alcázar).

El momento: El tiroteo en una barbería de Queens.

La imagen: Salcedo (Matías Varela) escondiendo el dinero y los informes del cártel mientras la DEA registra la oficina de su contable.

El diálogo: «Nunca planeé que este fuera mi modo de vida. Fue un error no haber parado a tiempo» (Christina [Kerry Bishé], la esposa de Franklin Jurado [Miguel Ángel Silvestre] al agente Peña)

¿Por qué…: cuesta tanto desligar el futuro de Narcos de la figura de Pablo Escobar?

Más en Series TV

  • The Handsmaid’s Tale: Temp. 2

    Time’s Up Tras arrasar en los Emmy y Globos de Oro con su primera temporada, el creador de la serie, Bruce...

    Carlos Morcillo Miramayo 2018
  • Hap and Leonard: Temp. 3

    The Two-Bear Mambo Sundance TV trae a nuestro país la tercera temporada de «Hap and Leonard», la serie de adaptaciones televisivas...

    adminmayo 2018
  • Brawl in Cell Block 99

    Máxima seguridad, mínima libertad Cada vez queda más lejos la época en que películas como «Brawl in Cell Block 99» podían...

    Tonio L. Alarcónabril 2018
  • The Cloverfield Paradox

    La dimensión desconocida En el momento de escribir estas líneas se acaba de hacer pública la compra por parte de Netflix...

    Carlos Morcillo Miramarzo 2018
  • Jessica Jones: Temp. 2

    Atrapar al monstruo Tras ese acontecimiento un tanto pocho que fue «The Defenders», y el interesante desvío que supuso «The Punisher»,...

    Tonio L. Alarcónmarzo 2018
  • Counterpart

    Mi doble, mi mujer y yo HBO España estrena en nuestro país «Counterpart», creación del guionista Justin Marks para la cadena...

    Tonio L. Alarcónenero 2018
  • Altered Carbon

    Este cuerpo no es el mío Netflix sigue apostando por proyectos a los que Hollywood le da la espalda con «Altered...

    Tonio L. Alarcónenero 2018
  • Black Mirror: Temp. 4

    Nuestro reflejo deformado Aunque a su paso por Channel 4, Charlie Brooker producía «Black Mirror» a un ritmo de tres episodios...

    Tonio L. Alarcóndiciembre 2017
  • La peste

    Sevilla negra Con «La peste» Movistar quiere dar un sonoro puñetazo en la mesa de la producción televisiva nacional. Una apuesta...

    Miguel Ángel Sánchezdiciembre 2017