Conectar
Ir arriba

TARON EGERTON & COLIN FIRTH

Protagonistas de «Kingsman: El círculo de oro»

«EN ESTA OCASIÓN MATTHEW HA SUBIDO EL NIVEL UN POCO MÁS».


Llegan juntos a la entrevista que se realiza en el hotel Hard Rock de San Diego, horas antes de que comience nuevamente Comic-Con, la convención del mundo del cómic que año tras año convoca a cientos de miles de personas. Taron Egerton y Colin Firth integrarán horas después una presentación cara al público que también incluirá a Jeff Bridges, Halle Berry, Channing Tatum y Pedro Pascal, para el disfrute y el delirio de los fans que tendrán que hacer cola durante horas para verles de cerca. Taron y Colin están felices, porque esta vez llegan con el respaldo del taquillazo del primer film, que recaudó más de 400 millones de dólares en todo el mundo.


Qué encontrará el público en esta nueva película?

— TARON EGERTON: Lo que me más me gustó de la primera película es que tiene un tono muy especial, y una gran personalidad, que es algo que distingue a las franquicias. Pero además, tiene una irreverencia muy especial, un estilo muy provocativo, y creo que todo eso estará también en la segunda película, aunque en esta ocasión Matthew [Vaughn] ha subido el nivel un poco más. En mi opinión, el corazón del primer film está en la dinámica entre mi personaje y el de Colin y por eso siento que Kingsman necesita a Harry Hart, porque es lo que hace respirar a este mundo. Por eso me alegro mucho de que Colin esté de vuelta.

— COLIN FIRTH: Aunque prefiero no contar demasiado sobre la forma como regreso si algo funciona se debe a una mezcla de planificación rigurosa y preparación, a la que luego puedes agregar una dosis de espontaneidad cuando llega el momento. Matthew Vaughn es un maestro haciendo eso. Tiene ideas muy claras pero es capaz de cambiarlo todo si siente que eso es lo que hay que hacer. Esa es una de las razones por las que formo parte de esta secuela. Al principio Matthew estaba decidido a que mi personaje estuviera muerto y bien muerto después de la primera parte. No tenía ningún plan para que Harry Hart reviviera de alguna forma. Taron, ¿te acuerdas cuándo comenzamos a hablar sobre mi regreso? ¿Fue mientras filmábamos o después de que se estrenó la película?

— T.E.: Creo que fue después de que se estrenó, porque hasta que definimos tu retorno sentí que esta iba a ser mi oportunidad para brillar. Pensé que iba a ser solo mi película, pero evidentemente las cosas han cambiado. Hablando en serio, creo que Matthew escucha con mucha atención a su audiencia, y eso caracteriza la forma como trabaja. De alguna forma va dándole forma a la película a partir de lo que responde el público, y por eso organiza muchos pases de prueba y presta mucha atención a lo que opina la gente. Me parece que la impresión que tuvo la mayor parte de la audiencia es que Harry se había ido demasiado pronto, y eso es parte de lo que hace que la primera película funcione, es lo que aporta el drama y también una dosis de tragedia. Pero mi impresión es que se dio cuenta que en esta historia todavía no nos habíamos cansado de él, y que existía la posibilidad de buscar una forma de que pudiésemos saber más sobre Harry. En realidad no recuerdo muy bien cuándo decidió volver a llamar a Colin.

— C.F.: Es cierto que se dio cuenta que parte de la magia de aquel primer film tenía que ver con mi relación con Taron Egerton. Sabe que para que una escena de acción tenga un impacto en la audiencia primero tiene que desarrollar bien a los personajes. Cada pelea tiene que tener una conexión con el argumento, porque eso es lo que nos permite como espectadores decidir de qué bando estamos.

— Taron, ¿en esta segunda parte has hecho muchas más escenas de acción?

— T.E.: Probablemente, y eso es algo que advertí cuando leí el guión, porque creo que pasan entre venticinco a cincuenta segundos hasta que comienza la acción intensa y a partir de ese momento todo ocurre a cien por hora. Mi impresión es que Matthew sintió que la audiencia ya estaba familiarizada con estos personajes, por lo que no era necesario el lento desarrollo y construcción de la primera película, donde fue presentando uno por uno. En este caso todo comienza de inmediato, pone la marcha y arranca a toda velocidad. Es algo que no estamos acostumbrados a ver…

— C.F.: Cuando ves la película, no estás preparado para que todo empiece tan rápido. Se siente como si fuese un latigazo.

— T.E.: Recuerdo que me estaba mirando a mí mismo y apreciando el traje que tenía puesto. Y luego, de pronto, arranca en nuestra aventura a toda velocidad. Me parece que eso es lo que mejor hace Matthew. Detesta la idea de que la audiencia pueda adivinar qué es lo siguiente que va a pasar.

— C.F.: Sabe cómo mantener las sorpresas a lo largo de todo el film. Las prepara muy bien, sabiendo cuando tiene que pasar algo completamente inesperado.



— T.E.: No es ningún secreto que las oficinas de Kingsman son destruidas por completo. Recuerdo que cuándo estábamos haciendo promoción de la primera película, llegaron las preguntas previsibles sobre cuándo íbamos a hacer la segunda parte. Me acuerdo que Matthew dijo sin ningún problema: «creo que voy a hacer estallar las oficinas de Kingsman ». Por supuesto le preguntaron cómo iba a continuar la historia si pasaba algo semejante, y obviamente optó por el silencio. Pero él es así, primero piensa en qué es lo que va a presuponer la gente y luego hace exactamente lo contrario.

— Colin, ¿te habría desilusionado que no te hubiese incluido esta vez?

— C.F.: No, no llegué a cuestionármelo porque siempre tuve la sensación de que Matthew estaba buscando la forma de no perderme tan pronto. Supongo que si eso no hubiese ocurrido, me habría sentido desilusionado. Siento que soy parte de esta franquicia, sobre todo ahora que se han incorporado los nuevos integrantes del elenco. Y si me llaman para hacer una tercera parte, allí estaré, porque no estoy preparado para decirle adiós a este personaje. — ¿Qué es lo que tiene Matthew de especial como director?

— C.F.: Voy a decir una sola cosa sobre la preparación y la espontaneidad: son cosas que van juntas. Creo que la espontaneidad sin un plan por lo general conduce al desastre. Por eso tiene que haber mucha disciplina antes de que encuentres algo espontáneo que funcione. Demasiada planificación tampoco funciona si te pones demasiado estricto. En ese sentido, creo que Matthew es el mejor ejemplo de cómo combinar las dos cosas, porque es alguien que se prepara lo suficiente como para tener la libertad de romper las reglas.

— T.E.: Tendría muchas palabras para describir cuán meticuloso es y cuán libre al mismo tiempo, pero prefiero decir que su mente no trabaja como la mía, y que es una fuente constante de ideas. Muchas son descartadas de inmediato, y elimina sin ningún problema diálogos que te parecían increíbles y escenas igualmente importantes que no encuentran su lugar en la película, pero después no le faltan ideas para reemplazarlas.

— C.F.: Es un técnico fantástico y conoce todos los detalles del arte cinematográfico, como el manejo de las lentes y las nuevas tecnologías. Siempre está buscando cómo utilizar esos elementos sin depender de ellos. Creo que por un lado tiene esta faceta suya, pero por otro lado es simplemente un fan del cine. Siempre está tratando de poner en la pantalla lo que le gustaría ver. Puede ser algo un tanto cursi que hayas olvidado o una canción que ya nadie escucha, de su programa favorito de detectives de los años 70, pero si le gusta, lo va a incluir. Recupera todas esas cosas de alguna parte de su memoria. No se limita a ponerlo en la película, le da otra vuelta de tuerca. Lo hace de una forma en la que todo te resulta familiar pero, cuando ha terminado de procesarlo, ya le pertenece.

— En «Kingsman: El círculo de oro» aparecen los agentes norteamericanos. ¿Dirías que hay un enfrentamiento cultural? — C.F.: No necesariamente, porque todo es un poco un pastiche. Estamos jugamos con estereotipos. Si caminas hoy en día por las calles de Londres te vas a desilusionar, porque no vas a ver ningún sombrero bombín, telas rayadas o paraguas salvo que te encuentres con alguien que va a una fiesta de disfraces. La mayoría de los ingleses ya no se visten así, y si caminas por las calles de Estados Unidos, tampoco vas a ver a gente con un lazo y un sombrero Stetson. De todos modos, Matthew juega con el contraste entre lo inglés y lo norteamericano en esta película, y es algo que tiene un gran potencial humorístico.

— T.E.: Creo que el estilo del vestuario es muy específico en la primera película, hace honor a la imagen que tenemos de los ingleses, y hay algo similar en los personajes norteamericanos que aparecen en el film. Además, en la primera película daba la sensación de que había una historia establecida en la forma como luchaban los Kingsman, algo en lo que Matthew trabajó durante mucho tiempo antes de que comenzara el rodaje. Descubrir eso era una de las cosas más divertidas de la primera película. En la segunda parte, Matthew y su equipo creativo invirtieron una cantidad de tiempo similar para definir quienes son los Statesmen, que son completamente diferentes a los Kingsman. Las armas que usan y el estilo de lucha es típicamente norteamericano. Me imagino que la audiencia lo va a disfrutar mucho, porque van a poder vivir una experiencia similar en el cine, porque no sabíamos que los Statesmen existían, de la misma manera que desconocíamos la existencia de los Kingsman en el primer film. Ahora hay otro universo para explorar del otro lado del Atlántico.

Gabriel Lerman

Más en Entrevistas

  • Entrevista a Steven SPIELBERG

    «Todos tuvimos que convertirnos en periodistas para poder contar esta historia de manera apropiada» Mientras que casi todos sus colegas de...

    Gabriel Lermanenero 2018
  • RIAN JOHNSON

    DIRECTOR DE «STAR WARS: LOS ÚLTIMOS JEDI» Se pasó mucho tiempo tratando de hacer su primera película, «Brick», que finalmente pudo...

    Gabriel Lermandiciembre 2017
  • Kenneth Branagh

    Director y protagonista de «Asesinato en el Orient Express» En su juventud fue considerado la nueva sensación británica como actor, aunque...

    Gabriel Lermannoviembre 2017
  • ANA DE ARMAS

    PROTAGONISTA DE «BLADE RUNNER 2049» «TE SIENTES RARA CUANDO VUELVES A VER ¨BLADE RUNNER¨ PORQUE COMPRENDES QUE ES EL REFLEJO DE...

    Roberto Moratooctubre 2017
  • HARRISON FORD & RYAN GOSLING

    PROTAGONISTAS DE «BLADE RUNNER 2049» A pesar de no haber podido ver todavía la película, tuvimos el placer de charlar con...

    Roberto Moratooctubre 2017
  • MATTHEW VAUGHN

    Director de «Kingsman: El círculo de oro»

    Gabriel Lermanseptiembre 2017
  • JOHN BOYEGA

    El relevo de Denzel Washington

    Marc Servitjeseptiembre 2017
  • Kathryn Bigelow

    DIRECTORA DE «DETROIT»

    Gabriel Lermanseptiembre 2017
  • Paco Plaza

    Director de «Verónica»

    Roberto Moratoseptiembre 2017