Conectar
Ir arriba

UNA NOCHE FUERA DE CONTROL

Very Bad Girls

USA, 2017. Directora: Lucia Aniello. Con: Scarlett Johansson, Kate McKinnon, Jillian Bell, Zoë Kravitz, Ilana Glazer, Demi Moore.


Casualidades de la cartelera: el mismo verano que Peter Berg ha estrenado su mejor película hasta la fecha (Día de patriotas), aterriza en nuestros cines una comedia de humor negro que, poco más o menos, es una variante (en clave «femenina», dirán algunos) de una de las primeras películas de Berg, Very Bad Things. La acción de Una noche fuera de control tiene, argumentalmente hablando, claros ecos de aquella y de la más reciente trilogía Resacón…, con algunos toques sacados de la en su momento muy popular y hoy muy olvidada comedia de Ted Kotcheff Este muerto está muy vivo. No obstante, la comedia dirigida por Lucia Aniello está más cerca de los parámetros de la comedia-con-mujeres puesta de moda por Paul Feig a raíz de La boda de mi mejor amiga que de la ochentera realización de Kotcheff. Pese a su notoria irregularidad, Una flashnoche fuera de control es una competente sátira de costumbres y una mirada mordaz sobre determinados estereotipos femeninos (que no feministas), llevada con buen ritmo y soltura, por más que los momentos brillantes se codeen, en más ocasiones de las deseables, con brochazos humorísticos de segunda fila. La labor de las protagonistas, y el modo como se hilvanan las distintas situaciones cómicas alrededor de los respectivos estereotipos de mujer que encarnan –la pija triunfadora, la gordita solitaria, la australiana sonada y las dos lesbianas que se resisten a reiniciar su relación–, es lo más acertado y divertido de la función.

Tomás Fernández Valentí

Más en Críticas