Conectar
Ir arriba

La escala

Ganadora del premio al mejor guión de Un Certain Regard, en la última edición del Festival de Cannes, nos llega una película que ahonda en los efectos piscológicos en las mujeres soldado, tras estar en primera línea de combate en Afganistán. Se trata del segundo film de las hermanas Coullin tras la inédita en estos lares «17 filles».


Forman las hermanas Coullin, Delphine y Muriel, un curioso equipo cinematográfico. Delphine, escritora y directora, Muriel, operadora y asistente de cámara, en películas como Milou en Mayo de Louis Malle, o la trilogía de los colores de Krzysztof Kieslowski, saltaron a la dirección de largometrajes con 17 filles, la historia de cinco amigas que toman la decisión de quedarse embarazadas al mismo tiempo y criar a sus hijos juntas, película que tuvo un par de nominaciones en Cannes, pero como no ganó ningún premio «sonado» no tuvo distribución en nuestro país –y si lo hubiera tenido es probable que aún estaríamos esperando su estreno–. Con La escala abordan un tema poco tratado, actualmente, en el séptimo arte, las consecuencias de la guerra en las mujeres soldado. Es precisamente la mirada de las directoras, también autoras del guión del film, lo más interesante de una película atrevida, directa y sincera, aunque no en todo su metraje.

La historia versa sobre un grupo de soldados franceses que regresan a sus hogares tras combatir en Afganistán, parando previamente en Chipre para realizar durante tres días aquello denominado como escala de descomprensión, en un hotel donde se someterán a todo tipo de terapias para que su regreso al mundo sea lo menos traumático posible. Allí, las tres únicas mujeres soldado en un grupo lleno de hombres sufrirán el sexismo del ejército. Las hermanas Coullin se toman su tiempo para poner las cartas sobre la mesa, marcando muy adecuadamente un crescendo dramático, lleno de tensión contenida. Incluso el título español, que hace referencia a la parada en Chipre, parece juguetear también con la tensión creciente en el relato, protagonizado en los principales personajes femeninos, por la emergente actriz griega Ariane Labed –que se sometió a un duro entrenamiento físico, incluso convivió en un cuartel–, vista en films como Antes del anochecer, Langosta o Assassin´s Creed, la cantante Soko, cuya voz pudimos oír en esa obra maestra titulada Her, y Giger Romàn, en su primer papel importante para el cine.



Tres mujeres a las que la guerra ha cambiado para siempre


Las directoras parten de un elemento real, la citada descomprensión a la que son sometidos los soldados es algo que sucede en el ejército francés desde 2008. Alojan a los soldados en un hotel de cinco estrellas en el que, en medio de un montón de turistas, intentan olvidar la guerra. Según muchos el programa suele ser un éxito, pero la película lo cuestiona totalmente, sobre todo en su duro tramo final, cuando el estallido de violencia proviene del bando que menos se espera. Una violencia que casi siempre está en el subtexto del film, incomodando al espectador con varias situaciones en las que uno teme va a pasar algo malo, aunque para ello ambas directoras tengan que recurrir a alguna que otra trampa. Sirva como ejemplo la situación de las tres mujeres yéndose a pasar el día con dos lugareños, cuyas intenciones no quedan claras. En un momento dado, al abrir el maletero del coche, nos muestran una escopeta que uno de los hombres tapa muy sigilosamente. No es más que una trampa, bastante tendenciosa, y también confusa que nos lleva por un camino (mental) totalmente falso en un momento clave del film. Una pena porque no hacía falta; la película ya es bastante incómoda sin necesidad de manipulaciones.

Sin embargo, si en algo aciertan las hermanas es en la puesta en escena, en la que echan mano del contraste, a veces evidente, a veces sutil. Así, el tormento interior de los soldados, que quieren olvidar lo que sucedió en Afganistán, choca con el paisaje paradisiaco en el que se encuentran, lleno de brillo y color, un paraíso que se va tornando cada vez más oscuro –las secuencias más terribles suceden de noche– según llega el desenlace, tan seco y coherente como merece lo propuesto. Para las directoras ha sido como continuar, desde otra perspectiva, lo mostrado en su anterior film. Fascinadas por las motivaciones de las mujeres soldado a las que veían construyeron unos personajes con los que recuperar los interrogantes que siempre han creído importantes, «la construcción de lo femenino en el mundo actual, las particularidades del cuerpo femenino, la posibilidad de ser libre cuando se es hoy día una chica», o lo que parece mucho más interesante: «¿por qué la violencia parece algo solo reservado a los hombres?».

Alberto Abuín


ESTRENO: 8 DE SEPTIEMBRE


★ Francia-Grecia, 2016. T.O.: «Voir du pays». Directoras: Delphine y Muriel Coullin. Intérpretes: Ariane Labed, Soko, Ginger Romàn, Karim Leklou, Andreas Konstantinou, Makis Papadimitriou, Alexis Manenti, Robin Barde.

Más en Además

  • El gran showman

    Drama musical sobre la vida de Phineas Taylor Barnum, fundador del circo más grande y famoso de los EEUU, con Hugh...

    Marc Fàbregasdiciembre 2017
  • Dando la nota 3

    Tercera entrega de esta exitosa franquicia musical con Anna Kendrick («Up in the Air») a la cabeza y dirigida por Trish...

    Marc Fàbregasdiciembre 2017
  • La vida y nada más

    El madrileño Antonio Méndez Esparza dirige en Estados Unidos, donde reside, este drama, su segundo largometraje, sobre una familia de afroamericanos...

    Boquerinidiciembre 2017
  • Dos padres por desigual

    Mel Gibson vuelve a casa por Navidad, esta vez como actor, en «Dos padres por desigual», secuela de la comedia que...

    Dani Seguradiciembre 2017
  • Geostorm

    Dean Devlin, productor de los primeros trabajos de Roland Emmerich, nos trae una mezcla entre el cine de acción y de...

    adminoctubre 2017
  • Hotel Cambridge

    A la hora de abordar el tema de la ocupación de edificios abandonados por parte de refugiados, la directora Eliane Caffé...

    Dani Seguraseptiembre 2017
  • Alibi.com, agencia de engaños

    El director, junto a Nicolas Benamou, de «Se nos fue de las manos» y su secuela, Philippe Lacheau, debuta en solitario...

    Dani Seguraseptiembre 2017
  • Celestial Camel

    Pequeña producción rusa premiada en diversos festivales, sobre la historia de un camello albino que se escapa en busca de su...

    Marc Fàbregasseptiembre 2017
  • Ali & Nino

    El dramaturgo Christopher Hampton ha adaptado en «Ali & Nino» una novela de Kurban Said, alrededor de la cual su director,...

    Dani Seguraseptiembre 2017