Conectar
Ir arriba

Kristen Wiig

Algo más que la reina de la comedia

¿QUIÉN LE IBA A DECIR CUANDO ERA UNA DE LAS ESTRELLAS de Saturday Night Live que llegaría a trabajar con directores como Spike Jonze (Her), Ridley Scott (Marte (The Martian)), Darren Aronofsky (Madre!), Alexander Payne (Una vida a lo grande) o Richard Linklater (Where’d You Go, Bernadette)? Si algo ha demostrado esta nativa de Canandaigua (Nueva York) es que, además de sus más que reconocidas dotes para la comedia, tiene un lado dramático al que le ha sacado partido en films independientes como Hateship Loveship, Welcome to Me, The Skeleton Twins (en la que compartía con su amigo Bill Hader una memorable interpretación de «Nothing’s Gonna Stop Us Now», de Starship), Nasty Baby o The Diary of a Teenage Girl. Judd Apatow tiene muy claro cuál es el secreto de su éxito: «Kristen tiene una personalidad tan adorable que no necesita pasarse de vueltas. Hay ciertos actores que te encantan, pero a los que te gusta ver pasarlo malo. Quizá sea una de las cualidades cómicas más esenciales: “Te adoro, pero quiero ver cómo te pasan cosas malas”». Una sensación que también arrastra a sus personajes dramáticos, incluso cuando apenas le toca algo más que un cameo.

Más en Actualidad