Conectar
Ir arriba

LA FORMA DEL AGUA

Una mágica historia de amor (y sexo)

A PESAR, PROBABLEMENTE, DE QUE el injusto fracaso comercial de la gótica La cumbre escarlata (2015) –solo 31 millones de dólares en los EE.UU., y 73 millones a nivel internacional, sobre un presupuesto de 55 millones– haya motivado a Guillermo del Toro a emprender una secuela de Pacific Rim (2013), titulada Pacific Rim: Uprising (2018), el realizador mexicano ha preferido llevar a cabo antes La forma del agua. A falta de conocer cifras oficiales sobre su producción, La forma del agua se presenta, a priori, como una producción más modesta que los últimos trabajos de Del Toro, y el hecho de que su rodaje haya sido bastante rápido –entre el 15 de agosto y el 7 de noviembre del año pasado–, y se haya desarrollado íntegramente en la localidad canadiense de Ontario, no hace sino corroborar esa impresión.

La trama gira alrededor de Elisa (Sally Hawkins), una mujer solitaria y con una discapacidad que le impide hablar, que se gana la vida haciendo limpiezas. Nos hallamos en el año 1962, los Estados Unidos se encuentran inmersos en la Guerra Fría con el bloque comunista, y Elisa y su mejor amiga Zelda (Octavia Spencer), también limpiadora, trabajan en una instalación secreta del gobierno norteamericano. Cuál no será la sorpresa de Elisa cuando descubra que el proyecto secreto que allí se está cociendo es un hombre pez conocido por el nombre en clave de The Asset (Doug Jones).

Con timidez y comunicándose tan solo a través de gestos y miradas, Elisa y el hombre pez entablan una insólita historia de amor que incluirá relaciones sexuales. Presentada a concurso el pasado 31 de agosto en el Festival de Venecia, donde se alzó con el León de Oro a la Mejor Película y ha sido considerada el mejor trabajo de Del Toro desde El laberinto del fauno, tampoco se han escatimado elogios para la interpretación de Sally Hawkins. El realizador ha aclarado que La forma del agua no es una fantasía infantil: «Por lo general, hay dos tipos de versiones de “La Bella y la Bestia”. Una es la puritana, en la que los protagonistas se aman de forma platónica y en la que nunca follan. Y la otra es todo lo contrario… Esta es la que me asusta. La otra no me interesa para nada».


Sally Hawkins, Michael Shannon y Doug Jones, fauno en «El laberinto del fauno» y hombre pez en «Hellboy 1 & 2», son sus protagonistas


El romance de Elisa y The Asset está visto con muy malos ojos por Strickland (Michael Shannon), uno de los supervisores del proyecto, para quien el hombre pez no es más que un monstruo que, debidamente entrenado, pasaría a formar parte de los planes del gobierno contra sus enemigos rojos. El reparto de La forma del agua se completa con las siempre estimulantes presencias de Richard Jenkins, como Giles, el vecino de Elisa, y Michael Stuhlbarg, como Hoffstetler.

Del Toro ha declarado que tuvo la idea para La forma del agua en 2011, mientras desayunaba con el novelista Daniel Krauss, coautor del argumento del film y de la novela coescrita con Del Toro «Trollhunters» (2015) –base de la serie de animación homónima de 2016 creada por Del Toro para Dreamworks Animation Television–, si bien el libreto definitivo lo ha escrito con Vanessa Taylor (Divergente, Juego de tronos). El director de Mimic ha aclarado que, a pesar de la presencia en el elenco de su habitual colaborador Doug Jones –el memorable Fauno (y el inquietante Hombre Pálido) de El laberinto del fauno–, encarnando a un hombre pez relativamente parecido al Abe Sapien que encarnó también para Del Toro en Hellboy 1 & 2, y de ciertas similitudes visuales en cuanto a diseño de producción, ni The Asset ni La forma del agua tienen relación alguna con el universo basado en el famoso cómic de Mike Mignola. Sigue diciendo Del Toro que el diseño de The Asset fue uno de los aspectos más complicados de la producción y requirió por sí solo nueve meses de trabajo.

La forma del agua inaugurará el Festival de Sitges este 5 de octubre, y contará con la presencia de su director como padrino del 50 aniversario del certamen. Su estreno en cines españoles está previsto para el 26 de enero.

Óscar Paredes

Más en Actualidad