Conectar
Ir arriba

Asesinato en el Orient Express

Atrapados en la nieve

Más de cuatro décadas después de la versión de Sidney Lumet, Kenneth Branagh se atreve a llevar a cabo una nueva adaptación de una de las novelas de misterio más populares de Agatha Christie, «Asesinato en el Orient Express». Y lo hace, claro está, con un reparto de escándalo, que arropa así a la nueva versión de Hércules Poirot que él mismo ha decidido interpretar.


Para su octava novela de la serie centrada en las investigaciones de Hércules Poirot, «Asesinato en el Orient Express», Agatha Christie se inspiró tanto en sus propias experiencias viajando en dicho tren –por culpa de una inundación provocada por las lluvias torrenciales, en diciembre de 1931 la escritora estuvo 24 horas atrapada en mitad del camino– como, sobre todo, en el secuestro y posterior asesinato del pequeño Charles Augustus Lindbergh Jr., que dejó traumatizada a toda la sociedad estadounidense de principios de los años 30. Esa intensidad dramática, que, a la hora de adaptar el original de Sidney Lumet, con tanta inteligencia conservó el guionista Paul Dehn (El espía que surgió del frío, Llamada para un muerto) es una de las claves de que Asesinato en el Orient Express fuera un éxito de taquilla, y diera comienzo, además, a una auténtica fiebre (tardía) hacia los misterios detectivescos de Christie.

Así que, cuando el guionista Michael Green (Logan, Blade Runner 2049) recibió la propuesta de Ridley Scott y Simon Kinberg de escribir una nueva adaptación de la novela, lo hizo, según le explicaba a «Entertainment Weekly», con la idea de alejarse de la versión de Lumet. De ahí que una de sus primeras ideas fuera «imaginar a un Poirot que no está en el final de su carrera, sino que aún está perfeccionando su técnica. Lo que nos daba pie a que todavía conservara cierta vitalidad, que fuera capaz de devolver el golpe si alguien a quien acusaba intentaba darle un puñetazo». Lo que, al mismo tiempo, también le llevó, de forma natural, a evitar la tendencia de Christie «a llenar sus libros con británicos blancos de 60 años, lo que no te da demasiado margen de maniobra a la hora de hacer el “casting”».


El detective belga Hércules Poirot (Kenneth Branagh) investigará a bordo del Orient Express el asesinato de Ratchett (Johnny Depp), quien viajaba acompañado de MacQuen (Josh Gad).


En todo caso, lo que le llamó la atención a Branagh del guión de Green fue que «desencadena algo muy primario. Da pie a un film mucho más terrorífico de lo que la gente se imagina». Pero, sobre todo, según le explicaba a «Empire», como actor que «había interpretado a Wallander» [el policía creado por el sueco Henning Mankell], le interesó la posibilidad de «abordar a un detective que, por contraste, es feliz. Su asociación con crímenes violentos tiene consecuencias, pero Poirot tiene la absoluta determinación de dejar ese mundo en cuanto pueda para centrarse en su disfrute de las tartas o de los viajes. Tengo la sensación de que, si no tuviera que volver a resolver otro crimen en toda su vida, estaría encantado ».

REPARTO DE PRIMER NIVEL

Consciente de que, para que Asesinato en el Orient Express funcionara comercialmente, necesitaba un grupo de actores de alto nivel, Branagh decidió hacer el casting «paso a paso, persona a persona, para que todos aportaran algo al producto final. Empecé con la princesa. Quería que Judi la interpretara. Así que partí de allí y pensé: “Necesito a alguien que pueda compartir pantalla con la Dama Judi Dench”. Olivia Colman lleva cinco o seis años en una forma increíble, así que tenía la intuición de que encajarían muy bien. Y seguí escogiéndolos a todos de esa manera». Eso sí, reconoce que contar con tantas estrellas obligó a «un montón de planificación. Tuvimos que diseñar una delicada red de disponibilidades».



Kenneth Branagh es muy consciente de que, al partir de una novela tan conocida, se pierde la capacidad de sorpresa


Mientras viaja en el elegante y sofisticado Orient Express, el detective privado Hércules Poirot (Branagh) se topa con un doble problema: primero, una avalancha que impide que el tren se mueva; y segundo, la aparición de un cadáver acuchillado, el del siniestro empresario Edward Ratchett (Johnny Depp). Con la seguridad de que el culpable no puede escapar, Poirot decide investigar a los que considera los principales sospechosos: el secretario de Ratchett, Hector MacQueen (Josh Gad); el ayuda de cámara de Ratchett, Edward Masterman (Derek Jacobi); el guardaespaldas de Ratchett, Gerhard Hardman (Willem Dafoe); el Dr. Arbuthnot (Leslie Odom Jr.); la Sra. Hubbard (Michelle Pfeiffer); Mary Debenham (Daisy Ridley); el conde y la condesa Andrenyi (Sergei Polunin y Lucy Boynton); la princesa Dragomiroff (Judi Dench) y su ayudante Hildegarde Schmidt (Olivia Colman); Biniamino Marquez (Manuel Garcia-Rulfo); la misionera Pilar Estravados (Penélope Cruz); y el conductor del tren, Pierre Michel (Marwan Kenzari).

Cabría pensar que, con semejante reparto, se produciría un choque continuo de egos, pero según Josh Gad, «fue como un campamento. Todos aportamos cierta sensación de diversión. Recuerdo a Ken [Branagh] haciéndonos un Trivial sobre Shakespeare. Y claro, Derek y Judi nos machacaban a todos. Me sentí un auténtico incompetente por ser incapaz de citar a Shakespeare. Pero puedo citar a “Los Goonies”. Ken, Derek y Judi no se saben los diálogos de Sloth: “¡Chocolateeee!”». Pero parece que una de las mayores fuentes de entretenimiento fue un juego propuesto por Cruz, el del hombre lobo, en el que, según ella explica, «tienes que dar un discurso acerca de que no eres uno de los lobos en un pueblo en el que están matando a todo el mundo. Tienes que mentir y manipular para salvarte». Lo que desembocó, explica Lucy Boynton, «en una partida final en la que, por si no fuera todo lo bastante raro, se implicó J.J. Abrams. Josh orquestó su interrogatorio final sobre Daisy». Y es que, aprovechando la revelación del título de Star Wars: El último jedi, el actor consideró que «sería divertido incordiarla. En las redes sociales, todo el mundo tiene preguntas. Pensé en llevar todo eso a un nuevo nivel. Hice de su vida un auténtico infierno. Fue muy divertido implicar a tanta gente en la broma».



EL HOMBRE TRAS EL BIGOTE

Branagh es muy consciente de que, al partir de una novela tan conocida, se pierde la capacidad de sorpresa, pero también señala que se pasó «el último verano dirigiendo “Romeo y Julieta” [en versión teatral] y todo el mundo sabe cómo acaba». Así que su intención, como la de Green, ha sido aportar su propia visión sobre la pieza, empezando por algo tan aparente anecdótico como el bigote de Poirot que, asegura, «es lo que tanto a Christie como a su marido les pareció algo decepcionante de la versión del 74». Y es que, en la novela original, «hace que todos los personajes comenten algo al respecto. Hay quince citas fáciles de encontrar sobre su bigote, que suelen incluir adjetivos como “inmenso”, “magnífico” o “majestuoso”». Pero además, Branagh considera que Poirot «puede esconderse detrás del bigote. Así, cuando la gente se ríe o lo ridiculiza o lo rechaza, lo están infravalorando, y así su trabajo como detective se vuelve más sencillo».


Otros pasajeros del Orient Express son Pilar Estravados (Penélope Cruz), Mary Debenham (Daisy Ridley), Biniamino Márquez (Manuel García-Rulfo), el Dr. Arbuthnot (Leslie Odom Jr.) y la Sra. Hubbard (Michelle Pfeiffer).

De la misma manera, ha querido darle a la historia «cierto alcance. Cuando me contrataron, dije: “Que no sea una tormenta de nieve, vamos a poner una avalancha. Vamos a dejarlos abandonados en ese lugar”. El asesino no puede escapar. Queríamos que los espacios abiertos fueran intimidantes, para que el público entendiera el deseo primitivo de los personajes de permanecer en un espacio cálido. Que resulta ser peligroso». Para reflejar esa magnificencia, Branagh y su director de fotografía, Haris Zambarloukos (Jack Ryan: Operación sombra, Cenicienta) decidieron rodar «con las últimas cámaras Panavision de 65 mm del mundo, y así embarcar a los espectadores a esta incursión a la Edad de Oro de los viajes. La profundidad de color y la calidad de la definición de imagen es absolutamente extraordinaria».

Dani Segura

UN TREN SIN EFECTOS ESPECIALES

A la hora de recrear el mítico Orient Express, Branagh ha optado por crear, en palabras del actor Tom Bateman, «una locomotora de 22 toneladas totalmente funcional, un ténder y cuatro vagones que se movían por kilómetro y medio de vías en los Longcross Studios». Hoy en día lo lógico habría sido que se moviera entre pantallas verdes, pero el director explica que, «para el paisaje de las ventanas, fuimos a Nueva Zelanda y Suiza con la segunda unidad y rodamos horas de metraje. Después lo unimos todo digitalmente y lo reproducimos en las 2.500 pantallas LED que rodeaban cada vagón. Los sistemas hidráulicos y los fuelles de aire que había debajo de todos ellos creaban la ilusión de movimiento».


ESTRENO: 24 DE NOVIEMBRE


Datos de producción

 

■ Branagh negoció tanto con Angelina Jolie como con Charlize Theron para el papel que acabó interpretando Michelle Pfeiffer. Parece ser que Jolie pedía innumerables alteraciones de guión, y eso acabó molestando a los productores.

■ El nombre del personaje de Penélope Cruz (que se llamaba Greta Ohlsson en el original) está sacado de otra novela de Poirot, «Navidades trágicas».

■ Al terminar el rodaje, Judi Dench sugirió que todos hicieran juntos más adaptaciones de Christie… Y que ella estaba dispuesta a hacer de Poirot (bigote incluido).

■ El director asegura que sus dos grandes influencias visuales para Asesinato en el Orient Express han sido La edad de la inocencia y Centauros del desierto.

■ Daisy Ridley confesaba que, durante sus vacaciones, le preguntaron si era ella, y al decir que no, utilizó el apellido de su personaje en el film.

■ Branagh no ha querido revelar la cantidad de tiempo de pantalla de Johnny Depp, pero asegura que dejará a todo el público una huella profunda.

■ El rodaje principal se llevó a cabo en los Longcross Studios, en Surrey, Gran Bretaña. ■ Internet: www.cluesareeverywhere.com


USA, 2017. T.O.: «Murder on the Orient Express». Director: Kenneth Branagh. Productores: Kenneth Branagh, Mark Gordon, Judy Hofflund, Simon Kinberg, Michael Schaefer, Ridley Scott, Aditya Sood. Producción: 20th Century Fox, Kinberg Genre, Mark Gordon Company, Scott Free, Latina Pictures, The Estate of Agatha Christie. Guión: Michael Green, según la novela de Agatha Christie. Fotografía: Haris Zambarloukos. Diseño de producción: Jim Clay. Música: Patrick Doyle. Montaje: Mick Audsley. Intérpretes: Kenneth Branagh (Hércules Poirot), Penélope Cruz (Pilar Estravados), Willem Dafoe (Gerhard Hardman), Judi Dench (Princesa Dragomiroff), Johnny Depp (Samuel Edward Ratchett), Josh Gad (Hector MacQueen), Michelle Pfeiffer (Sra. Hubbard), Daisy Ridley (Mary Debenham)


EL DIRECTOR Kenneth Branagh

Nacido en Belfast, Irlanda del Norte, en 1960. Estudió en la Royal Academy of Dramatic Arts de Londres, y trabajó ampliamente como actor hasta debutar como director con Enrique V. Además de innumerables adaptaciones de Shakespeare, ha dirigido Morir todavía, Los amigos de Peter, Frankenstein, En lo más crudo del crudo invierno, La flauta mágica, La huella, Thor, Jack Ryan: Operación Sombra, Cenicienta y Asesinato en el Orient Express. Actualmente prepara Artemis Fowl.

Más en En Cartel

  • Custodia compartida

    Monstruos mundanos Sin tiempo para asimilar la pasada entrega de los Oscar, llega a la cartelera española una de las favoritas...

    Emilio M. Lunaabril 2018
  • Fireworks

    La fuga de Nazuna Pese a que aquí no es tan conocido el telefilm de Shunji Iwai en el que se...

    adminabril 2018
  • Un lugar tranquilo

    El silencio del hombre A su paso por el último SXSW, la tercera película de John Krasinski como director, «Un lugar...

    Tonio L. Alarcónabril 2018
  • Isla de perros

    La perrera del odio Wes Anderson regresa a la animation «stop motion» con «Isla de perros», una aventura que transcurre en...

    Roberto Moratoabril 2018
  • Rampage

    El director y el protagonista de «Viaje al centro de la tierra 2: La isla misteriosa» (2012) y «San Andrés» (2015),...

    Pedro José Tenaabril 2018
  • Campeones

    El partido de nuestras vidas Javier Fesser regresa al territorio de la comedia con «Campeones», una emotiva historia de superación que...

    adminabril 2018
  • La casa torcida

    Después del reciente estreno de la versión de Kenneth Branagh de «Asesinato en el Orient Express», el director de «La llave...

    Mónica Jordanabril 2018
  • Juego de ladrones

    Una banda de ladrones profesionales, un atraco perfecto que acaba en violento tiroteo y un «sheriff» de vida personal distraída y...

    Roberto Moratoabril 2018
  • El Cairo confidencial

    Reenconstrucciones Con un impresionante palmarés, en los que destacan el premio a la mejor película extranjera del Festival de Sundance y...

    Emilio M. Lunamarzo 2018