Conectar
Ir arriba

Perfectos desconocidos

Reunión de amigos

Segunda película estrenada en un mismo año por parte del director vasco Álex de la Iglesia. En esta ocasión se trata de un «remake» de una famosa comedia italiana del mismo nombre que fue un gran éxito de taquilla nacional e internacional. Junto a él, Eduardo Noriega, Belén Rueda, Ernesto Alterio y Eduard Fernández entre otros.


Hace relativamente poco, un amigo argentino, al enterarse de mi profesión de crítico de cine entabló una conversación conmigo sobre la decadencia del cine actual (sic) y de cómo pocas películas contemporáneas le resultaban entretenidas. Tras soportar estoicamente su habitual monólogo porteño, pasó a relatarme las maravillas de una película italiana que se acaba de estrenar en su país y que acaba de ver en cine. ¿El título? Perfectos desconocidos. Tras tratarme con su condescendencia habitual pasó a relatarme las maravillas de la película y a cuestionarme si la conocía. Tragué saliva y le contesté que la conocía pero todavía no había podido verla porque en España, su distribución estaba congelada a la espera del estreno de un remake que iba a dirigir Álex de la Iglesia. Si hay algo que me saque de quicio en esta vida es darles pie a los argentinos para que se rían de los «gallegos» por muy amigos que sean. La situación obviamente le pareció divertidísima. Que una cinematografía supuestamente tan potente como la española tuviese que esperar a que les rodasen su propia versión para poder ver una historia tan sencilla en pantalla. Me encogí de hombros y le di la razón. ¿Qué podía hacer? A veces, conviene tener una mierda desde el exterior para valorar realmente las cosas que tenemos a mano.

Esta pequeña anécdota ilustrativa sirve para adentrarnos en Perfectos desconocidos de Álex de la Iglesia, que como su propio nombre indica es una nueva versión de una película italiana del mismo nombre –Perfetti sconosciuti– estrenada el año pasado con gran éxito en Italia y que se convirtió rápidamente en uno de esos pequeños placeres del cinéfilo burgués que se encuentran a mitad de camino entre el cine de autor y el cine comercial… ¿Por qué creéis que le gusta precisamente a un argentino? La película dirigida por Paolo Genovese no solo se convirtió en un inmediato éxito de taquilla en el país transalpino –16 millones de euros recaudados solamente dentro de sus fronteras–, sino que además se permitió el lujo de arrasar en los David di Donatello, el equivalente italiano a los Goya. Obviamente algún productor avispado no tardó en echarle el ojo a las posibilidades de la propuesta y, dadas las similitudes entre en el carácter y la idiosincrasia entre el pueblo italiano y español, pensó que sería fácilmente adaptable a un contexto patrio. Y seguramente tampoco tardaría mucho en sumar dos y dos y ofrecer el paquete a Álex de la Iglesia, que últimamente se está especializando en películas de personajes encerrados en un purgatorio real porque la realidad es que el material le sienta como un guante.

Perfectos desconocidos es una comedia negra que habla sobre la hipocresía de la sociedad moderna, sobre la falta de sinceridad en las parejas, sobre que nadie es lo que dice ser y cómo la tecnología nos permite camuflarnos y disfrazarnos de otros. En un momento donde nadie puede vivir sin mirar permanentemente el teléfono móvil, esta película propone que los dejemos todos encima de la mesa y comencemos a mirarnos los unos a los otros de frente.



LA ÚLTIMA NOCHE ANTES DEL FIN DEL MUNDO

 Un grupo de amigos se reúne para cenar una noche en casa de una de las parejas, pero la velada no transcurrirá como ellos piensan. Todo cambia cuando plantean un sencillo juego, que consiste en dejar sus teléfonos móviles encima de la mesa al alcance de los demás para poder compartir con todos las llamadas y los mensajes que reciban a lo largo de la noche.

Ocho personajes tan diferentes como Alfonso (Eduard Fernández), un cirujano plástico, Eduardo (Eduardo Noriega), un taxista, Eva (Belén Rueda), una psicóloga, o una pareja de abogados, descubrirán de esta forma las consecuencias de sacar sus secretos a la luz. Así, reunidos en el interior de un piso, empezarán a surgir verdades ocultas e incómodas con las que demostrarán quién verdaderamente son. ¿Podrán mantener su amistad después de esto?

SECRETOS Y MENTIRAS

No es difícil percibir el porqué Álex de la Iglesia se ha podido interesar en un material como Perfectos desconocidos. El guión original de la película italiana trata algunos de los temas presentes en el último cine del autor vasco y la misantropía de su final no difiere mucho del que el realizador rodó en la que hasta ahora era su última película, El bar. Tampoco cabe duda que tanto el cineasta como su guionista habitual, Jorge Guerricaechevarría, son plenamente conscientes que tienen una fórmula ganadora entre manos y que lo que funciona es conveniente no tocarlo, y realmente eso es lo que la pareja hace. La historia funciona como un tiro y la narración es fluida, pero se echa deOST menos cierto toque personal y adaptación del contenido original. No hay ni rastro de Álex de la Iglesia en la película. No hará mucho tiempo, el director vasco me comentaba en una entrevista que se publicó en esta misma revista con motivo del estreno de Mi gran noche que estaba un poco cansado que el público le diese la espalda cuando cambiaba de registro, pero que a su vez le acusaban de repetirse y no salir de su estilo. Algo de eso está en su adaptación de la película italiana, ha preferido quitarse de en medio para dejar que la historia funcione por sí misma y ese objetivo lo consigue, porque la simple propuesta de la misma es demasiado poderosa como para arruinarla, pero se espera algo más de gancho y mordiente de un director que hasta hace poco era una de las voces fundamentales del cine español.



Por otra parte, la película se enfrenta al sempiterno problema del cine español de la escasez de intérpretes españoles capaces de hacer suyo un texto ajeno. En una narrativa y guión que pide naturalidad, espontaneidad e incluso algo de improvisación, tienes actores como Eduardo Noriega o Belén Rueda que recitan sus frases como autómatas. Que la propuesta pueda encajar dentro de un marco teatral no quiere decir que las caracterizaciones tengan por qué serlo. Tomar nota de la dignidad y humanidad que es (capaz de registrar Eduard Fernández en cada una de sus intervenciones, en especial durante el último cuarto de hora, o cómo Ernesto Alterio es capaz de robar la película con un personaje al borde de la psicosis constante al que nunca convierte en pantomima a pesar de jugar constantemente con el esperpento.

Roberto Morato


En resumidas cuentas

 

LO MEJOR: Ernesto Alterio, cinco cuerpos por encima de la película. Nadie como él para entregarse al esperpento sin necesidad de caer en el ridículo.

LO PEOR: En una película donde todo debería ser química y naturalidad en los personajes e interpretaciones, algunos actores resultan extremadamente acartonados y carentes de credibilidad. Ni rastro de puesta en escena.

El momento: Cierta llamada a móviles intercambiados.

La imagen: La presentación de los personajes. El diálogo: «Bueno, ¿qué? Resumiendo, que ninguno tiene ningún secreto, ¿no?».

El rodaje: Madrid

Internet: http://www.universalpictures.es/ es/peliculas/perfectos-desconocidos-86/

¿Por qué…: muchas veces el éxito de una película española depende única y exclusivamente de si lleva el distintivo de Telecinco Cinema detrás?


ESTRENO: 1 DE DICIEMBRE


España, 2017. Director: Álex de la Iglesia. Productores: Carolina Bang, Álex de la Iglesia, Ghislain Barrois, Kiko Martínez, Álvaro Augustín. Producción: Telecinco España, Movistar +, Mediaset España, Pokeepsie Films, Nadie es Perfecto. Guión: Jorge Guerricaechevarría, Álex de la Iglesia. Fotografía: Ángel Amorós. Diseño de producción: José Luis Arrizabalaga, Biaffra. Montaje: Domingo González. Intérpretes: Belén Rueda (Eva), Eduardo Noriega (Eduardo), Juana Acosta (Ana), Dafne Fernández (Blanca), Eduard Fernández (Alfonso), Pepón Nieto (Pepe), Ernesto Alterio (Antonio).


EL DIRECTOR Álex de la Iglesia

Director nacido en Bilbao, el 4 de diciembre de 1965. Licenciado en filosofía por la Universidad de Deusto, empezó a dibujar historietas en fanzines y revistas para saltar a colaborar en distintos cortometrajes. En 1991, dirige el corto Mirindas asesinas, que llama la atención de Pedro Almodóvar, que le produciría Acción mutante, su película de debut. Desde entonces ha dirigido películas como El día de la bestia, por la que ganó el Goya a la mejor dirección, Muertos de risa, Crimen ferpecto o Balada triste de trompeta, por la que consiguió los premios al mejor director y al mejor guión en la Mostra de Venecia.

Más en En Cartel

  • Star Wars: Los últimos Jedi

    El equilibrio de la Fuerza Aunque «Rogue One: Una historia de Star Wars» tenía que servir para matar el gusanillo de...

    Tonio L. Alarcóndiciembre 2017
  • El libro secreto de Henry

    Secretos de familia Las familias desestructuradas, los primeros amigos, el acoso y los abusos o la enfermedad son algunos de los...

    Óscar Broxdiciembre 2017
  • El vacío

    El príncipe del más allá Tras recaudar el presupuesto necesario para su realización mediante una campaña de «crowfunding», este esfuerzo independiente...

    Jorge Loserdiciembre 2017
  • Suburbicon

    El niño que sabía demasiado En su sexto largometraje como director, George Clooney demuestra que se ha convertido en un consumado...

    Marc Servitjediciembre 2017
  • El sacrificio de un ciervo sagrado

    Juegos no tan divertidos La nueva película del director de «Canino», que ganó el premio a mejor guión en el Festival...

    Jorge Loserdiciembre 2017
  • Wonder

    Ha nacido una estrella A pesar de los sentimientos agoreros y pesimistas, el cine aún posee la capacidad de maravillar y...

    Roberto Moratodiciembre 2017
  • Coco

    Este muerto está muy vivo «Coco» es el particular homenaje de Pixar a la tradición y a la cultura mexicana a...

    Roberto Moratodiciembre 2017
  • Liga de la Justicia

    Todos juntos Después del balón de oxígeno que ha supuesto la buena acogida a «Wonder Woman», el DC Extended Universe ha...

    Tonio L. Alarcónnoviembre 2017
  • La batalla de los sexos

    El circo del siglo Los creadores de «Pequeña Miss Sunshine» rememoran en «La batalla de los sexos» el célebre partido de...

    Marc Servitjenoviembre 2017