Conectar
Ir arriba

El vacío

El príncipe del más allá

Tras recaudar el presupuesto necesario para su realización mediante una campaña de «crowfunding», este esfuerzo independiente se estrena en España después de haber sorprendido en varios festivales de cine fantástico. Un trabajo de amor por el género con actitud desvergonzadamente retro.


Uno de los últimos films de un John Carpenter casi retirado del cine y los rodajes tuvo lugar hace más de diez años con el episodio Pro-Vida, de la serie Masters of Horror. Aquel era un trabajo poco personal, en el que apenas se podía intuir su firma entre su desganada recreación de sus propias señas de identidad. Una situación de encierro y asedio de «rednecks» religiosos en una clínica de abortos, con elementos sobrenaturales en el que se dejaban entrever algún desapasionado guiño a La cosa. Es curioso cómo una obra que toma el trabajo del director como pauta y guía como El vacío tenga tantos puntos en común con lo peor del director –un hospital sitiado por un culto y embarazos sobrenaturales con retoños maléficos–, y al mismo tiempo sea lo más cercano a la época dorada de Carpenter que ha dado el cine de terror en mucho tiempo. «Discutimos el tipo de atmósfera que queríamos alcanzar analizando muchas películas como “El príncipe de las tinieblas” y “La cosa” donde el tono marca la sensación general de temor en la película» explica Jeremy Gillespie, codirector de la película, a «Roobla».



El vacío no tiene intenciones de alcanzar a su maestro ni pretende aportar nada nuevo al panorama de terror, sino que se apoya en elementos de otra era para rescatar un tipo de cine muy concreto y bastante añorado. Por ello, siendo un proyecto de muy bajo presupuesto, requirió de la ayuda de un buen puñado de fans del concepto para alcanzar los 80.000 dólares que hacían falta para completar los efectos especiales prácticos para sus criaturas «Indiegogo nos permitió esencialmente poder hacer a mi equipo dejar sus trabajos en “Escuadrón suicida” al seducirlos con un salario real para trabajar en esta película y los fondos se destinaron a hacer todo lo más grande, sangriento y loco posible», comenta Steven Kostanski, coordinador de efectos de maquillaje de la película de David Ayer y codirector de esta junto a Gillespie.

«WEIRD FICTION»

El agente Daniel Carter (Aaron Poole) se encuentra patrullando en su ruta habitual cuando avista a un joven llamado James (Evan Stern), que huye empapado de sangre por en medio de la carretera. Entonces decide llevarlo al hospital del pueblo, en el que trabaja su expareja, Allison Fraser (Kathleen Munroe), pero una vez dentro se da cuenta que de que algo va mal. Un hombre (Daniel Fathers) y su hijo (Mik Byskov) persiguen a James y se enfrentan al encargado del hospital, el Dr. Richard Powell (Kenneth Welsh). Por si fuera poco, todo el edificio está rodeado por unos encapuchados con túnicas blancas que hacen imposible salir, pero lo peor se encuentra dentro, cuando el personal y los pacientes parecen estar transformándose en cosas inhumanas. Carter debe enfrentarse a sus propios recuerdos y visiones para lograr sobrevivir a esa noche.

En una era dominada por la nostalgia, la recuperación y el reciclaje, El vacío está condenada al constante juicio de aficionados y crítica. Si bien Hollywood ya ha dicho que no a Lovecraft y Carpenter en la gran pantalla, la televisión le dejó un hueco a Stranger Things, cuyo ejercicio nostálgico es también, como en esta, un resorte narrativo que, además, comparte esos mismos referentes. En ese sentido, la película de Gillespie y Kostanski es mucho más oscura y nihilista que la citada serie, tratando de llegar a plasmar el horror cósmico, con un factor de multiplicación que incluye a Lucio Fulci y Clive Barker. Los cultos lovecraftianos más tradicionales y la figura del científico loco, cuyos experimentos fallidos son descartados y abandonados, sirven de nexo con la matriz literaria de la que bebe, como si fuera una versión no confesa de «El Caso de Charles Dexter Ward», que ya fue adaptada por Dan O’Bannon en la gema de culto The Resurrected, donde también se mira El vacío.



Su típica trama de personajes enfrentados, encerrados en un hospital bajo el acoso de encapuchados sectarios armados con cuchillos, recuerda a otros esfuerzos similares como End of the Line, aunque se mire más en clásicos como Asalto en la comisaría del distrito 13 o La noche de los muertos vivientes, pero donde sorprende es en su apertura a paisajes surreales que beben más de descripciones literarias afines a Lovecraft como al William Hope Hodgson de «El reino de la noche» o Clark Ashton Smith. Aunque esas fugas oníricas también deben mucho a El más allá de Fulci y el infierno de Hellbound: Hellraiser II. Sorprende su buena factura para un proyecto «crowfunding», con algunos de los efectos especiales prácticos más alucinantes vistos en años, de diseños pesadillescos que ponen el broche a un proyecto oscuro, árido y sin concesiones, con una visión retro inamovible que no juega al guiño «kistch», sino que busca, desesperadamente, convertirse en una más de las películas que nunca llegaron a hacerse en esa época, sin miradas irónicas ni chascarrillos innecesarios.

Jorge Loser


Las mejores acercamientos al universo Lovecraft sin adaptarlo

Es difícil trasladar al cine al maestro de Providence, por ello algunas películas que no tratan de adaptar ninguna de sus obras lo acaban entendiendo mejor que las oficiales.

¿QUÉ SUCEDIO ENTONCES?

Hammer y su Quatermass descubriéndonos la enloquecedora verdad sobre el origen humano

EN LA BOCA DEL MIEDO

Carpenter llevando a Lovecraft a su terreno en una pesadilla en bucles de espacio-tiempo corrupto.

PHANTOMS

Un primigenio con formas de fluido, tentaculares e insectoides en medio de la fiebre de terror adolescente post-Scream.

LA NIEBLA

Stephen King y lo cósmico hacen buena pareja. Tanto en IT, como en esta pequeña película de monstruos interdimensionales


ESTRENO: 8 DE DICIEMBRE


Canadá, 2016. T.O.: «The Void». Director: Jeremy Gillespie, Steven Kostanski. Productores: Jonathan Bronfman, Casey Walker, Rosalie Chilelli. Producción: Cave Painting Pictures. JoBro Productions, Film Finance. Guión: Josh Stolberg, Peter Goldfinger. Fotografía: Sammy Inayeh. Diseño de producción: Henry Fong, Jeremy Gillespie. Música: Joseph Murray, Menalon Music, Lodewijk Vos. Montaje: Cam McLauchlin. Intérpretes: Aaron Poole (Daniel Carter), Kenneth Welsh (Dr. Richard Powell), Daniel Fathers (el padre), Kathleen Munroe (Allison Fraser), Ellen Wong (Kim), Mik Byskov (el hijo), Art Hindle (Mitchell), Stephanie Belding (Beverly), James Millington (Ben), Evan Stern (James), Grace Munro (Maggie).


LOS DIRECTORES Jeremy Gillespie y Steven Kostanski

Jeremy Gillespie, actor, compositor y director de arte en películas como Pacific Rim o It, fundó en 2007 la compañía Astron 6 con la que ha producido varias comedias de género que recrean el cine Bis con aires retro. En 2011 dirigió Father’s Day junto a Steven Kostanski, que a su vez había dirigido en solitario Manborg, parodia del cine de acción distópica de los ochenta que escribieron juntos. Kostanski, también técnico de efectos especiales entre otras decenas de facetas, ha hecho equipo con Gillespie como guionista en un segmento de ABCs of Death 2. El vacío es su primera colaboración como directores fuera de la comedia.

Más en En Cartel

  • Custodia compartida

    Monstruos mundanos Sin tiempo para asimilar la pasada entrega de los Oscar, llega a la cartelera española una de las favoritas...

    Emilio M. Lunaabril 2018
  • Fireworks

    La fuga de Nazuna Pese a que aquí no es tan conocido el telefilm de Shunji Iwai en el que se...

    adminabril 2018
  • Un lugar tranquilo

    El silencio del hombre A su paso por el último SXSW, la tercera película de John Krasinski como director, «Un lugar...

    Tonio L. Alarcónabril 2018
  • Isla de perros

    La perrera del odio Wes Anderson regresa a la animation «stop motion» con «Isla de perros», una aventura que transcurre en...

    Roberto Moratoabril 2018
  • Rampage

    El director y el protagonista de «Viaje al centro de la tierra 2: La isla misteriosa» (2012) y «San Andrés» (2015),...

    Pedro José Tenaabril 2018
  • Campeones

    El partido de nuestras vidas Javier Fesser regresa al territorio de la comedia con «Campeones», una emotiva historia de superación que...

    adminabril 2018
  • La casa torcida

    Después del reciente estreno de la versión de Kenneth Branagh de «Asesinato en el Orient Express», el director de «La llave...

    Mónica Jordanabril 2018
  • Juego de ladrones

    Una banda de ladrones profesionales, un atraco perfecto que acaba en violento tiroteo y un «sheriff» de vida personal distraída y...

    Roberto Moratoabril 2018
  • El Cairo confidencial

    Reenconstrucciones Con un impresionante palmarés, en los que destacan el premio a la mejor película extranjera del Festival de Sundance y...

    Emilio M. Lunamarzo 2018