Conectar
Ir arriba

X-MEN: FÉNIX OSCURA

Una nueva trilogía para la Patrulla X

X-MEN: FÉNIX OSCURA ES LA DECIMOTERCERA entrega de la franquicia X-Men producida por 20th Century Fox, si incluímos dentro de la misma los seis largometrajes centrados en los mutantes del título propiamente dichos –X-Men (2000), X-Men 2 (2003), X-Men: La decisión final (2006), X-Men: Primera generación (2011), X-Men: Días del futuro pasado (2014) y X-Men: Apocalipsis (2016)–, más la trilogía de Lobezno –X-Men orígenes: Lobezno (2009), Lobezno inmortal (2013) y Logan (2017)–, las dos películas de Deadpool –Deadpool (2016) y Deadpool 2 (2018)–, y Los Nuevos Mutantes (2018), teniendo en cuenta que esta última y la continuación de las aventuras del Mercenario Bocazas se estrenarán antes que Fénix Oscura: Los Nuevos Mutantes llegará a cines norteamericanos y españoles el 13 de abril, y Deadpool 2, el 1 de junio, mientras que Fénix Oscura no lo hará hasta el 2 de noviembre.

X-Men: Fénix Oscura supone el debut como realizador de Simon Kinberg, guionista y productor estrechamente vinculado a la franquicia mutante que con esta película se ha propuestos dos objetivos: dar el pistoletazo de salida a una nueva trilogía de films sobre los X-Men protagonizada por un elenco más joven, parte del cual ya fue presentado en Apocalipsis; y llevar a cabo una nueva versión de la Saga de Fénix Oscura más fiel al original gráfico publicado en 1980, con guión de Chris Claremont y dibujos de Jim Byrne, la cual ya había sido parcialmente adaptada al cine en la película menos apreciada por los fans de la franquicia, La decisión final, en cuyo guión ya había intervenido, precisamente, el propio Kinberg. Este último y Bryan Singer –el director de XMen 1 & 2, Días del futuro pasado y Apocalipsis, aquí solo productor–, tenían clavada una espina desde que tuvieron que renunciar a convertir La decisión final en una adaptación de la Saga de Fénix Oscura, mezclándola con elementos sacados de «El don» (2004), un relato escrito para los cómics por Joss Whedon dentro de la serie gráfica Ashtonishing X-Men (1995- ).



Kinberg, que firma el guión de Fénix Oscura en solitario, plantea esta nueva epopeya mutante que tiene lugar durante la década de los noventa –diez años después de lo narrado en Apocalipsis–, y que nos muestra, por un lado, a los mutantes aliados del profesor Charles Xavier (James McAvoy) –Mística (Jennifer Lawrence), Bestia (Nicholas Hoult), Cíclope (Ty Sheridan), Jean Grey (Sophie Turner), Tormenta (Alexandra Shipp), Rondador Nocturno (Kodi Smit-McPhee) y Quicksilver (Evan Peters)–, y por otra, a los nuevos mutantes malvados que ha reclutado para su causa Magneto (Michael Fassbender), teniendo que hacer frente a un doble problema: una Jean Grey que está perdiendo el control de sus descomunales poderes mentales, lo que la llevará a convertirse en una versión perversa de sí misma llamada Fénix Oscura; y Lilandra (Jessica Chastain), una emperatriz extraterrestre que se ha propuesto destruir a Jean/ Fénix Oscura. Por su parte, Olivia Munn repite su personaje en Apocalipsis, la mutante Psylocke/ Mariposa Mental. Asimismo, se rumorea que Pícara –la mutante encarnada por Anna Paquin en X-Men 1 & 2 & 3– podría reaparecer aquí. Esos mismos rumores apuntan a la posibilidad de que Fénix Oscura incorpore a la franquicia al personaje de Luna Maximoff, la hija de Quicksilver y Crystal (esta última, una mutante de los cómics originales que nunca ha aparecido en el cine, aunque sí en la serie de televisión Inhumans, donde la interpreta Isabelle Cornish, hermana de Abbie Cornish).

Óscar Paredes

Más en Actualidad