Conectar
Ir arriba

Más y más

Rian Johnson, director de la flamante Los últimos Jedi, no solo concebirá y desarrollará la próxima trilogía de Star Wars, que será independiente de la saga de los Skywalker, sino que además se hará cargo de su primera entrega, aún sin fecha de estreno. Una labor ciclópea y similar a la realizada por Abrams en los actuales episodios, con la diferencia de que el bienquerido Johnson no tendrá que trabajar sobre un material heredado. Sin ánimo de exagerar, pienso que estamos ante el paso más interesante que ha dado Lucasfilm, gobernada en la actualidad por Kathleen Kennedy, desde que iniciara su nueva etapa a bordo del destructor imperial Disney, en continua expansión. Quizá sea demasiado pronto para exclamar un entusiasta hurra, pero el perfil del ambicioso proyecto liderado por Johnson, más atractivo que cualquier spin-off galáctico, parece anunciar un necesario acontecimiento que no pocos fans deseamos presenciar: la transición de la célebre franquicia cinematográfica, hoy anclada en el continuismo nostálgico, hacia un futuro enriquecido con aventuras espaciales completamente originales. ¿Podemos imaginar un horizonte mejor para el inmarcesible invento de George Lucas? No lo creo.

Félix Maestro

Más en Actualidad