Conectar
Ir arriba

Famosas películas con otros finales previstos

¿Qué tal habría funcionado Alien, el octavo pasajero (1979) si, haciendo caso de una de las primeras versiones del guión, al final Ripley (Sigourney Weaver) hubiese muerto a manos del alien, que le devoraba la cabeza cuando creía estar a salvo en la lancha de salvamento? Los productores barajaron esta opción, pero decidieron descartarla, por excesivamente deprimente. No ha sido, ni mucho menos, la única vez que en algunos famosos films se cambiaron sus finales inicialmente previstos. Por ejemplo, el primer final de Rocky (1976) preveía la victoria del protagonista (Sylvester Stallone) contra Apollo Creed (Carl Weathers), y abriendo una tienda de animales con Adrian (Talia Shire) con el dinero conseguido en el combate. Asimismo, el primer final de la versión musical de La tienda de los horrores (1986) consistía en la planta carnívora conquistando el mundo entero, tal y como hacía en la versión escénica. Recordemos, a propósito de la recientemente repuesta Terminator 2: El juicio final (1991), que James Cameron rodó un final no incluido en el montaje para cines, en el que aparecía una anciana Sarah Connor (Linda Hamilton) viviendo en un mundo futuro feliz sin la tiranía de Skynet. También El resplandor (Stanley Kubrick, 1980) tenía que acabar de otro modo, con Wendy (Shelley Duvall) y Danny (Danny Lloyd) refugiándose en un hospital, donde les informaban que la policía no había encontrado evidencia alguna de lo ocurrido en el hotel, dando a entender que todo era parte de un juego enfermizo por parte del gerente del establecimiento. Por su parte, Roman Polanski, poco amigo de los finales felices, alteró el que estaba previsto en un principio para Chinatown (1974), en el cual Evelyn (Faye Dunaway) conseguía matar a su incestuoso padre (John Huston) para proteger a la hija de ambos. Y Zack Snyder consideró seriamente recuperar el final pesimista inicialmente urdido por George A. Romero para Zombi (1978) en su remake, Amanecer de los muertos (2004), con el protagonista masculino pegándose un tiro tras ser acorralado por los zombis, y la protagonista femenina suicidándose acercando la cabeza a las hélices en marcha de un helicóptero.

Profesor Moriarty

Más en Actualidad