Conectar
Ir arriba

15:17 Tren a París

Héroes reales

La nueva película de Clint Eastwood es una reconstrucción de la historia real de los tres jóvenes norteamericanos que en 2015, con su decisión y su valentía, desbarataron un intento de masacre terrorista a bordo de un tren de alta velocidad francés. Un curiosísimo aliciente de este film es ver a los auténticos protagonistas de esa dramática historia real interpretándose a sí mismos.


La historia real, todavía bastante reciente, es bien conocida a estas alturas. El 21 de agosto de 2015, el terrorista islámico Ayoub El Khazzani, de 26 años y de origen marroquí, intentó perpetrar una masacre a bordo del Thalys nº 9364, un tren de alta velocidad francés que realizaba el servicio entre Ámsterdam y París. Hacia las 17:50 horas, El Khazzani, armado con un fusil de asalto y nueve cargadores, una pistola semiautomática Luger y un cuter, hirió a varios pasajeros que intentaron dar la voz de alarma, o incluso, detenerle. Quienes lograron reducirle fueron, principalmente, tres norteamericanos de vacaciones por Europa: Alek Skarlatos, militar reservista de la Guardia Nacional estadounidense, Spencer Stone, militar de la Fuerza Aérea, y Anthony Sadler, estudiante en la Universidad Estatal de Sacramento y amigo de la infancia de los otros dos.


Alek Skarlatos, Spencer Stone y Anthony Sadler se interpretan a sí mismos en esta reconstrucción de sus vidas y del intento de atentado terrorista a bordo de un tren de alta velocidad francés en 2015.


Aclamados por su heroicidad tanto en su país de origen como en Francia, donde el 24 de agosto de ese mismo año fueron condecorados con la Legión de Honor por el presidente de la república François Hollande, Skarlatos, Stone y Sadler colaboraron estrechamente con el periodista Jeffrey E. Stern en la redacción de un libro que recoge sus vidas y su hazaña, titulado «The 15:17 to Paris: The True Story of a Terrorist, a Train, and Three American Heroes », el cual ha servido de base para la nueva película dirigida por Clint Eastwood, 15:17 Tren a París.

COMO LA VIDA MISMA

Eastwood ha partido de un guión escrito por una guionista debutante, Dorothy Blyskal –quien había sido su ayudante de plató en Sully–, para llevar a cabo una película que, como hace el libro coescrito por Stern, reconstruye el atentado contra el tren Thalys y las vidas de los tres norteamericanos que lograron impedir una tragedia, y ademas, tiene la curiosísima particularidad de que está protagonizada… por los héroes reales de esta historia, interpretándose a sí mismos.

De este modo, el film reconstruye las vivencias de Skarlatos, Stone y Sadler, empezando por su infancia –momento en el que les interpretan, con distintas edades, Paul-Mikel Williams, Max Ivutin, Bryce Gheisar, Cole Eichenberger y William Jennings–, sus estudios y su estancia en el ejército, describiendo por el camino sus relaciones con las personas de su entorno; por ejemplo, la de Stone con su progenitora, Joyce Eskel (Judy Greer), una madre soltera fanática religiosa y ferozmente independiente, o la de Skarlatos con la suya, Heidi (Jenna Fischer). Hasta llegar, finalmente, al momento crucial de la función: el enfrentamiento a muerte contra el terrorista Ayoub El Khazzani (Ray Corasani).



CINE EXPERIMENTAL

Eastwood se hizo cargo de 15:17 Tren a París poco después de que fallara la puesta en marcha de las dos películas que quería realizar inmediatamente después de Sully; la primera de ellas, titulada The Ballad of Richard Jewell, la tiene en mente desde 2014 y ya se vio obligado a dejarla aparcada hasta 2016, momento en el que tampoco pudo llevarla a cabo porque requiere una preproducción más prolongada; algo parecido ocurre con el segundo film que Eastwood quiere hacer tan pronto como pueda, Impossible Odds.

A falta de conocer el resultado en el momento de escribir estas líneas, lo cierto es que, tal y como está planteada, 15:17 Tren a París es un experimento cinematográfico de primer orden. Ahí es nada utilizar a los auténticos protagonistas de una historia real para que se interpreten a sí mismos, en un juego de espejos realidad/ ficción, en teoría, apasionante.

Siendo justos, el experimento planteado por Eastwood tiene sus precedentes. Dejando aparte algunos documentales que han «roto» las barreras entre lo real y lo cinematográfico –desde el clásico Nanuk, el esquimal (1922), de Flaherty, con sus protagonistas saludando descaradamente a la cámara, hasta el mucho más reciente Exit Through the Gift Shop (2010), en el que el misterioso pintor de grafitis Bansky se filma interpretándose a sí mismo–, no es la primera vez que personalidades reales han recreado sus vivencias para las cámaras del cine. Pensemos, por ejemplo, en las películas que interpretó el célebre mago Houdini; o el caso de Audie Murphy, auténtico héroe de la Segunda Guerra Mundial cuya carrera cinematográfica despegó tras protagonizar su propia historia en Regreso del infierno (Jesse Hibbs, 1955), si bien es verdad que ya tenía experiencia previa como intérprete ante las cámaras.


La infancia, educación y formación militar de los protagonista son los pasos previos a su enfrentamiento con un terrorista armado.


Yendo un poco más lejos, que personalidades norteamericanas reales se hayan interpretado a sí mismas en los escenarios es algo que se remonta a tiempos anteriores al propio cine, y además, se trata de algo específicamente estadounidense. Recordemos, por ejemplo, a Buffalo Bill recreando, en un espectáculo circense, sus hazañas en el Salvaje Oeste, o sin ir más lejos, a Robert Ford, el asesino de Jesse James, arrastrando su oscura leyenda por diversos escenarios teatrales. Está muy claro, empero, que la intención de Eastwood no es algo tan siniestro sino, por el contrario, más bien laudatorio; en sus propias palabras, mostrar las vidas de los héroes del tren a París «empezando por su infancia y mostrando su amistad hasta llegar al momento que cambió sus vidas».

Tomás Fernández Valentí


Datos de producción

■ El 21 de junio del año pasado, se anunció que Clint Eastwood había elegido a tres jóvenes intérpretes, Kyle Gallner (la serie Veronica Mars, Exorcismo en Connecticut), Jeremie Harris (Caminando entre las tumbas, la serie Legión) y Alexander Ludwig (Los juegos del hambre, la serie Vikingos) para encarnar a Karlatos, Stone y Sadler. Pero, el 11 de julio, un nuevo comunicado de la producción desvelaba que el realizador estaba dispuesto a hacer la película con los auténticos protagonistas de la historia.

■ Una vez visto el film, la Motion Picture Association of America amenazó con otorgarle una calificación moral R (mayores de 18 años) por culpa de «una secuencia de violencia e imágenes sangrientas». Una exitosa apelación por parte de Warner consiguió que la MPAA suavizara la calificación, dejándola en una PG-13 (mayores de 13 años acompañados de un adulto), si bien recalcando que la película contiene «imágenes sangrientas, violencia, material sugestivo (sic), referencias a las drogas y lenguaje soez». ■ http://www.1517toparis.com/.


ESTRENO: 9 DE FEBRERO


USA, 2018. T.O.: «The 15:17 to Paris». Director: Clint Eastwood. Productores: Clint Eastwood, Jessica Meier, Tim Moore, Krystina Rivera. Producción: Warner Bros., Malpaso Productions. Guión: Dorothy Blyskal, basado en el libro de Jeffrey E. Stern, Spencer Stone, Anthony Sadler y Alek Skarlatos. Fotografía: Tom Stern. Diseño de producción: Kevin Ishioka. Música: Thomas Newman y Christian Jacob. Montaje: Blu Murray. Intérpretes: Spencer Stone (él mismo), Anthony Sadler (él mismo), Alek Skarlatos (él mismo), Judy Greer (Joyce Skel), Jenna Fischer (Heidi Skarlatos), Ray Corasani (Ayoub El Khazzani), Tony Hale (profesor de gimnasia), Thomas Lennon (director de la escuela)


EL DIRECTOR Clint Eastwood

Leyenda viva del cine mundial, Clint Eastwood (n. 1930) inició su carrera como actor. Saltó al estrellato gracias a los tres famosos eurowesterns italianos de Sergio Leone Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo. Su posterior carrera en los Estados Unidos, que incluye títulos como Harry el sucio o Fuga de Alcatraz, se combina con sus propios trabajos como realizador. Ganador del Oscar a la Mejor Película y al Mejor Director por Sin perdón y Million Dollar Baby, en su carrera tras las cámaras hallamos títulos como El fuera de la ley, El jinete pálido, Bird, Un mundo perfecto, Mystic River, el díptico Banderas de nuestros padres / Cartas desde Iwo Jima, Gran Torino, Más allá de la vida, El francotirador o Sully.

Más en En Cartel

  • Custodia compartida

    Monstruos mundanos Sin tiempo para asimilar la pasada entrega de los Oscar, llega a la cartelera española una de las favoritas...

    Emilio M. Lunaabril 2018
  • Fireworks

    La fuga de Nazuna Pese a que aquí no es tan conocido el telefilm de Shunji Iwai en el que se...

    adminabril 2018
  • Un lugar tranquilo

    El silencio del hombre A su paso por el último SXSW, la tercera película de John Krasinski como director, «Un lugar...

    Tonio L. Alarcónabril 2018
  • Isla de perros

    La perrera del odio Wes Anderson regresa a la animation «stop motion» con «Isla de perros», una aventura que transcurre en...

    Roberto Moratoabril 2018
  • Rampage

    El director y el protagonista de «Viaje al centro de la tierra 2: La isla misteriosa» (2012) y «San Andrés» (2015),...

    Pedro José Tenaabril 2018
  • Campeones

    El partido de nuestras vidas Javier Fesser regresa al territorio de la comedia con «Campeones», una emotiva historia de superación que...

    adminabril 2018
  • La casa torcida

    Después del reciente estreno de la versión de Kenneth Branagh de «Asesinato en el Orient Express», el director de «La llave...

    Mónica Jordanabril 2018
  • Juego de ladrones

    Una banda de ladrones profesionales, un atraco perfecto que acaba en violento tiroteo y un «sheriff» de vida personal distraída y...

    Roberto Moratoabril 2018
  • El Cairo confidencial

    Reenconstrucciones Con un impresionante palmarés, en los que destacan el premio a la mejor película extranjera del Festival de Sundance y...

    Emilio M. Lunamarzo 2018