Conectar
Ir arriba

Black Panther

El Príncipe de Wakanda

A un par de meses del estreno de uno de los acontecimientos cinematográficos del año, «Vengadores: Infinity War», nos llega el aperitivo que supone «Black Panther», la primera película individual del superhéroe y rey africano que incorporó Chadwick Boseman ya en «Capitán América: Civil War». Detrás del proyecto está un director en alza como Ryan Coogler.


Aunque Jack Kirby dibujó en acción por primera vez a T’Challa y a su alter ego, Pantera Negra, en el número 52 de «The Fantastic Four», que salió a la venta en julio de 1966 –tres meses antes de la fundación de los Panteras Negras: más que casualidad, está claro que algo flotaba en el ambiente de los Estados Unidos de la época–, su auténtico salto a la popularidad se produjo un par de años más tarde, cuando se incorporó a las filas de los Vengadores. Su presencia le abrió las puertas de Marvel Comics, sobre todo a raíz del éxito popular del cine blaxploitation, a otros superhéroes negros como el Halcón, Luke Cage, Blade, Deathlok, James Rhodes, Tormenta… Si bien, por encima de todos ellos, T’Challa siguió conservando su estatus icónico para la comunidad negra, quizás porque los autores que lo abordaron –especialmente Don McGregor y Christopher Priest– incidieron en su idiosincrásica identidad africana.


El príncipe T’Challa (Chadwick Boseman), Okoye (Danai Gurira), Nakia (Lupita Nyong’o) y el agente Ross (Martin Freeman) hacen frente a la amenaza de Klaw (Andy Serkis).


No es de extrañar, pues, que en la época en la que interpretó al antagonista de Demolition Man, Wesley Snipes negociara con Columbia Pictures la posibilidad de llevar al superhéroe al cine, con Stan Lee supervisando el proyecto: como explicaba en una entrevista de la época, «hay un amplio catálogo de personajes de cómics que se pueden llevar a la gran pantalla, pero todavía no ha llegado ningún gran héroe negro». Si la idea no llegó a fructificar fue porque los sucesivos guiones que se fueron escribiendo no convencieron a ninguno de los implicados –ni siquiera cuando se contrató a Joe Quesada y Jimmy Palmiotti, recién incorporados a Marvel–, así que Snipes apostó antes por Blade mientras, en segundo plano, esa primera encarnación de Black Panther seguía macerándose sin que nadie supiera muy bien cómo abordarla.

En principio, la película formaba parte de la lista de diez títulos escogidos para el arranque de Marvel Studios –de los cuales, en realidad, solamente se han producido cuatro: Capitán América, Los Vengadores, Ant-Man y Dr. Strange–, pero seguía con problemas para arrancar. Así que, ya con las riendas del estudio en sus manos, Kevin Feige decidió contratar a un productor ejecutivo afroamericano, Nate Moore, para, según le explicaba a «The Undefeated», «diversificar lo que hacemos. No siempre vamos a hacer “Iron Man 7” y “Capitán América 5”. Tenemos que inventar formas de presentar otros personajes con historias igual de interesantes, pero que quizás no son tan conocidos para el profano». Además de introducir al Halcón en Capitán América: El Soldado de Invierno, Moore se encargó de proponerle a cineastas como John Singleton (Los chicos del barrio, Semillas de rencor) y Mark Bailey (Ethel Kennedy, Last Days in Vietnam) que propusieran sus propias relecturas del personaje. Sin embargo, el nombre que cambió la deriva del proyecto fue el de un actor: Chadwick Boseman.



La acción de «Black Panther» arranca justo tras

«Capitán América: Civil War», el film donde se presentó al personaje



SANGRE NUEVA

Con Snipes fuera de la ecuación –no solamente por edad, sino también por su tiempo en la cárcel por evasión de impuestos–, Feige y Moore tenían que buscar a un actor capaz de estar a la altura de T’Challa tanto en lo físico como en lo interpretativo… Y se fijaron en cómo Boseman se transformó en Jackie Robinson y en James Brown en, respectivamente, 42 e I Feel Good, y de inmediato contactaron con él. De hecho, según le explicaba más tarde a «Entertainment Weekly», ni siquiera fue «un proceso de audición. Más bien fue una discusión sobre lo que querían hacer y cómo lo veía. Fue algo así como un proceso de tanteo». No en vano, se implicó incluso en la configuración del proyecto mano a mano con el guionista Joe Robert Cole (Amber Lake, American Crime Story), tal y como detallaba durante el Santa Barbara International Film Festival de 2015: «Estamos intentando decidir cómo debe ser y qué debe transmitir en ciertos momentos. Repasamos todo el material, porque siempre hay diferencias sobre cómo es el personaje entre una historia y otra, e intentamos darle consistencia a todo ello».


T’Challa, alias Black Panther, contará con el apoyo de Zuri (Forest Whitaker) para combatir al aspirante al trono Killmonger (Michael B. Jordan).


Para dirigir Black Panther se postularon tanto Ava DuVernay (Selma, Un pliegue en el tiempo) como F. Gary Gray (Negociador, Fast & Furious 8), pero quien finalmente convenció a Feige y Moore fue Ryan Coogler, sobre todo tras la buena acogida dispensada a Creed: La leyenda de Rocky. El director de Fruitvale Station recordaba que, durante su infancia, y tras descubrir en los cómics de «X-Men» a Bishop y pensar «¡No me digas! ¿Hay un mutante negro?», se acercó a una tienda de cómics de su barrio y preguntó: «”¿Tenéis superhéroes negros? ¿Alguien que se parezca a mí?”. Lo primero que hicieron fue descubrirme a Pantera Negra». De ahí que considerara el proyecto «tan personal como los últimos dos films que he hecho», y que pusiera como condición poder llevar consigo a sus colaboradores más cercanos, como la directora de fotografía Rachel Morrison, la diseñadora de producción Hannah Beachler y el compositor Ludwig Göransson.



UN HEROE DE CULTO

Cuando Jack Kirby diseñó su aspecto para su aparición en los números 52 y 53 de «Fantastic Four», todavía se llamaba Coal Tiger (Tigre de Carbón). Por suerte, a Stan Lee se le ocurrió el mucho más afortunado nombre de Pantera Negra y, de ahí saltó a un estrellato irregular. No fue hasta casi una década después, en 1973, cuando T’Challa protagonizó su primera colección propia, que arrancó en el núm. 5 de «Jungle Action» –en realidad, una reimpresión de una aventura anterior en «The Avengers»: las historias nuevas arrancaron en el número 6–, y que se prolongó, con un cambio de cabecera, hasta finales de los años 70.


Lo que más le interesaba a Coogler de Black Panther es que T’Challa, a diferencia de otros personajes de la mitología Marvel, «no se ve a sí mismo como un superhéroe. Se ve como un político. Eso es lo primero que le pasa por la cabeza cuando se levanta cada mañana: “¿Cómo voy a cumplir mis obligaciones como rey de este lugar?”. Tiene que mantener la armonía entre las tribus, lidiando con las expectativas y haciendo cosas que no son populares. Y al mismo tiempo, es el protector de esa misma nación». Precisamente por eso quería recuperar lo que hicieron «los escritores que han creado algunas de las historias más interesantes del personaje»: tratar Wakanda «como un país africano de verdad. Cuando viajas a África, te encuentras a varias tribus que hablan sus propios lenguajes, tienen sus propias culturas, e incluso comen y se visten de forma distinta. Viven juntos, y todos forman parte de la identidad de esos países. Eso es algo que hemos intentado captar. Queríamos transmitir que se trata de un país, y no solamente una ciudad o un pueblo».



EL DESTINO DE UN REY

La acción de Black Panther arranca justo tras Capitán América: Civil War, con T’Challa (Boseman), tal y como le explicaba el actor a «Total Film», «todavía en duelo por la muerte de su padre. Está en un periodo de transición interrumpido, y está planteándose el tipo de rey que quiere ser». Tras ayudar al agente de la CIA Everett K. Ross (Martin Freeman) a detener al traficante de armas Ulysses Klaue (Andy Serkis) –obsesionado por hacer públicos los secretos de Wakanda, y ahora equipado con un cañón sónico como mano–, ha de enfrentarse a una amenaza todavía mayor: su alianza con uno de sus mayores enemigos, el exiliado Erik «Killmonger» Stevens (Michael B. Jordan), según Moore «un antagonista encantador que no está de acuerdo con cómo T’Challa maneja las cosas, y que le pondrá en una situación difícil». Entre ambos intentarán derrocar a T’Challa y hacerse con el control de Wakanda, con lo que simpatizan líderes tribales como M’Baku (Winston Duke), lo que obligará al superhéroe a buscar el apoyo de Ross y, sobre todo, de las fuerzas especiales del país, las Dora Milaje, lideradas por Okoye (Danai Gurira), y entre las que está su antigua amante, Nakia (Lupita Nyong’o), a la que la actriz describe como «un perro de la guerra. Básicamente es una espía encubierta para Wakanda. Su trabajo es viajar por el mundo y reportar qué está ocurriendo».


Nakia y Shuri (Letitia Wright) asistirán al combate definitivo de T’Challa y Killmonger para hacerse con el trono de Wakanda.



Moore asegura que su intención ha sido crear «una especie de cruce entre “El Padrino” y James Bond. Un gran drama familiar, operístico, que gira en torno a un mundo de espionaje internacional. Esperamos reflejar lo mejor de ambos mundos». Aun así, Feige asegura que Coogler ha rodado una película dirigida «a su yo de ocho años. Esa es la razón por la que haces este tipo de proyectos. Es más, lo haces por el resto de niños de ocho años, para inspirar a las nuevas generaciones de forma similar a como tú fuiste inspirado. Y la verdad es que, durante la infancia de Ryan, no había tantos héroes negros en los que sentirse reflejado».

El propio Boseman le reconocía al «South China Morning Post» que «todos hemos jugado a superhéroes de pequeños. Lo que hacías de niño, la diversión que sentías al disfrazarte, acabas usándola al vestirte y hacer tus movimientos. En realidad no es tan distinto. Simplemente es todo más grande». La mayor diferencia está en que, claro está, para interpretar a T’Challa tuvo que perder casi 12 kg y aprender capoeira, kárate, kung-fu y jiu-jitsu porque «parte del peso de ser Black Panther está en la imprevisibilidad». Aun así acota que «hay tanta gimnasia y tanto espectáculo en la palabra como en lo físico. La lengua también es un músculo. Así que no importa si estoy corriendo, haciendo capoeira o pronunciando largos parlamentos, todo es ejercicio».

Tonio L. Alarcón


Datos de producción

■ Se rodó bajo el título falso de Motherland.

■ Coogler reconoce que planteó la escena que comparten Martin Freeman y Andy Serkis como una especie de reunión de los personajes de El hobbit.

■ Entre los actores que se barajaron para interpretar a T’Challa están Adewale Akinnuoye-Agjabe, Anthony Mackie, Djimon Hounsou, John Boyega y Chiwetel Ejiofor.

■ Tanto Chadwick Boseman como Michael B. Jordan interpretaron a un personaje llamado Reggie Montgomery en el culebrón televisivo Todos mis hijos.

■ Uno de los actores que se postuló para el papel de M’Baku, Yajya Abdul-Mateen II, interpreta al villano Black Manta en la próxima Aquaman.

■ John Kani repite como T’Chaka, el padre de T’Challa, si bien su hijo Atandwa Kani aborda al personaje durante su juventud.

■ Angela Bassett siguió un entrenamiento especial a manos del entrenador Corey Calliet para ponerse en forma para su papel en Black Panther.

■ El aspecto visual de Wakanda está inspirando tanto en las cataratas de Iguazú, en Argentina, como en las de Victoria, en Zambia.

■ La mayor parte del rodaje se produjo en Atlanta, sobre todo en los EUE/Screen Gems Studios y los Pinewood Atlanta Studios, si bien algunas escenas de acción se filmaron en localizaciones de Busan, en Corea del Sur.

■ No hay cifras oficiales, pero se especula que su presupuesto ronda los 150-200 millones de dólares.

■ Internet: www.facebook.com/BlackPantherMovie


ESTRENO: 16 DE FEBRERO


USA, 2018. T.O.: «Black Panther». Director: Ryan Coogler. Productores: Kevin Feige, David J. Grant. Producción: Marvel Studios, Walt Disney Pictures. Guión: Ryan Coogler, Joe Robert Cole. Fotografía: Rachel Morrison. Diseño de producción: Hannah Beachler. Música: Ludwing Göransson. Montaje: Debbie Berman, Claudia Castello, Michael P. Shawver. Intérpretes: Chadwick Boseman (T’Challa/Black Panther), Michael B. Jordan (Erik «Killmonger» Stevens), Lupita Nyong’o (Nakia), Danai Gurira (Okoye), Martin Freeman (Everett K. Ross), Daniel Kaluuya (W’Kabi), Letitia Wright (Shuri), Winston Duke (M’Baku).


EL DIRECTOR Ryan Coogler

Nacido en Oakland, California, en 1986. A su paso por la USC School of Cinematic Arts, rodó cortometrajes premiados como Locks, Fig, Gap o The Sculptor, que le permitieron debutar en el largo con la independiente Fruitvale Station. Dio el salto a los grandes presupuestos con Creed. La leyenda de Rocky y Black Panther, si bien ahora prepara la más modesta Wrong Answer.

Más en En Cartel

  • El hombre que mató a Don Quijote

    Luchando contra gigantes De entre todos los proyectos malditos de las últimas décadas, «El hombre que mató a Don Quijote» es...

    Roberto Moratojunio 2018
  • Los extraños: Cacería nocturna

    Pesadilla para una familia Ni más ni menos que ocho años ha tardado en salir adelante «Los extraños: Cacería nocturna», secuela...

    Tonio L. Alarcónjunio 2018
  • Playground

    Tras dos años de retraso, llega a la cartelera española una de las películas que mayor impactó causó en la 64º...

    Emilio M. Lunamayo 2018
  • Blanco perfecto (Downrange)

    En el punto de mira Seis estudiantes universitarios, un coche averiado en una carretera de montaña y un francotirador inmisericorde son...

    Carlos Morcillo Miramayo 2018
  • La chica en la niebla

    La desaparición de Anna Lou El escritor italiano Donato Carrisi, el autor italiano de «thrillers» que más libros vende en todo...

    Pedro José Tenamayo 2018
  • Han Solo: Una historia de Star Wars

    En 12 pársecs… y contando Tras un proceso de producción más bien accidentado, en que sus directores originales, Phil Lord y...

    Dani Seguramayo 2018
  • Deadpool 2 Más fuerte, más rápido… Más bocazas

    Llegó de la nada, vistió con estilo y cambió para siempre el panorama de las películas de superhéroes. Deadpool vuelve a...

    Roberto Moratomayo 2018
  • Borg vs. McEnroe

    La histórica rivalidad entre Björn Borg y John McEnroe es el eje central de esta película, debut en el largometraje de...

    Óscar Broxmayo 2018
  • Verdad o reto

    Llega a nuestros cines la nueva producción de Blumhouse, «Verdad o reto», que propone un giro sobrenatural respecto al juego social,...

    adminmayo 2018