Conectar
Ir arriba

Héroes en el infierno

Fuego contra el fuego

Tras dos películas tan dependientes de los efectos visuales y el diseño futurista como «Tron: Legacy» y «Oblivion», Joseph Kosinski abandona la ciencia ficción para abordar una película mucho más intimista y modesta, basada en hechos reales.


En septiembre de 2013, el periodista Sean Flynn publicó en la revista «GQ» un artículo titulado «No Exit», centrado en el terrible incendio que ocurrió a finales de junio de ese mismo año en Yarnell Hill, Arizona. Lo que comenzó con la caída de un rayo y parecía un fuego sin importancia acabó convirtiéndose en el incendio más mortífero de los registrados en Estados Unidos en lo que llevamos de siglo XXI. Ese artículo periodístico llamó la atención de los productores Dawn Ostroff y Jeremy Steckler, de Condé Nast Entertainment, quienes vieron en esa historia grandes posibilidades de convertirla en largometraje. Para ello, convocaron al guionista Ken Nolan (Black Hawk derribado) y presentaron el proyecto a Joseph Kosinski. Este se vio interesado de inmediato en dirigir la película, ya que para él «explora nociones de compañerismo, sacrificio y redención», además de narrar «una historia que necesita ser contada» y retratar «un mundo que debe ser visto en la gran pantalla».



Al mismo tiempo, el productor Michael Menchel también intentaba poner en pie un proyecto basado en el incendio de Yarnell Hill. Finalmente, haciendo bueno aquello de «la unión hace la fuerza», Menchel decidió aunar esfuerzos con los responsables de Condé Nast Entertainment, y consiguieron el espaldarazo definitivo gracias Lorenzo Di Bonaventura (sagas Transformers, G.I. Joe, Red) y Black Label Media (Sicario). Entre todos lograron reunir los casi 40 millones de dólares invertidos en una producción que contaría con distribución internacional de Columbia Pictures.

HÉROES AUTÉNTICOS

«En la era de los superhéroes, esta es una película sobre héroes reales». Son palabras de Joseph Kosinski, quien se desmarca de su filmografía previa para entregar al espectador una película no solamente basada en hechos reales, sino tratada con total verosimilitud y atención al detalle, en la que predomina el día a día de sus protagonistas sobre el espectáculo pirotécnico (también presente, eso sí, cuando el argumento lo requiere). Lo confirma el actor principal, Josh Brolin: «Esta es una historia sobre héroes corrientes». Brolin interpreta a Eric Marsh, el jefe del departamento de incendios forestales de cuerpo de bomberos de Prescott, Arizona. Marsh es alguien entregado por completo a su trabajo, lo que le ocasiona no pocos problemas con su esposa, Amanda (Jennifer Connelly). Además, Eric debe lidiar con algo más aparte de las llamas: un sistema burocrático y estamental que considera a su grupo bomberos una unidad de segunda categoría. Por otro lado, los traumas del pasado hacen que congenie especialmente bien con un joven descarriado que aspira a ser bombero forestal, Brendan McDonough (Miles Teller). Con el apoyo del Jefe Duane Steinbrink (Jeff Bridges), Eric Marsh y sus hombres deben luchar por demostrar que su unidad merece mayor consideración y poder de decisión en las situaciones de riesgo. Así es como surgen los Granite Mountain Hotshots, un equipo de élite que se enfrentará a su peor pesadilla cuando se desate el incendio de Yarnell Hill, más peligroso que cualquier otro con el que se hayan topado antes.



UNA PELÍCULA DE GUERRA

Según Kosinski, este largometraje «puede entenderse como una película de guerra, pero es una batalla contra la Madre Naturaleza». Y no le falta razón al cineasta: Héroes en el infierno describe al grupo de bomberos casi como si fuera un ejército que se prepara para un conflicto bélico, con secuencias de entrenamiento, situaciones progresivamente más arriesgadas y muchos momentos de lo que los anglosajones llaman «male bonding», es decir, esa descripción de cómo se van estrechando los lazos de amistad y unión entre hombres que luchan por una misma causa. El elemento femenino queda reducido a un segundo plano (incluso una otrora popular Andie McDowell), con la excepción del personaje de Jennifer Connelly, que la actriz compone con sensibilidad y numerosos matices, gracias a que el libreto de Ken Nolan y Eric Warren Singer le da la posibilidad de desarrollar el papel más allá de ser simplemente la esposa del protagonista. Todo el reparto masculino está también espléndido, especialmente un Josh Brolin cada día mejor actor, con la salvedad de un Jeff Bridges que, en ocasiones, parece estar llevando a cabo una burda imitación.


El incendio de Yarnell Hill hará que Marsh y su equipo vivan la peor experiencia de sus vidas


Puede chocar que Kosinski se haya atrevido a dirigir una película cuyo mayor atractivo recae en las interpretaciones y en su fidelidad a una historia real, en lugar de en la sofisticación visual (que, no obstante, también está presente, sobre todo en las bellas panorámicas fotografiadas por Claudio Miranda). Pero también cabe recordar que algunos de los aspectos más interesantes de Oblivion no residían en sus secuencias de acción, sino en aquellas escenas que describían los sentimientos de un melancólico y enamorado Tom Cruise en la búsqueda de su propio nirvana. Héroes en el infierno también habla de personas con anhelos frustrados y retos que superar, y se toma su tiempo para que el espectador se identifique lo suficiente con el equipo (aunque la presencia de algunos de los Granite Mountain Hotshots es meramente testimonial) para que sufra desde la butaca cuando los bomberos ponen sus vidas en riesgo. Como en toda buena película bélica, no faltan las raciones justas de espectáculo, y uno nunca tiene muy claro quién seguirá vivo cuando aparezcan los créditos finales. Así que, si ustedes no han leído más sobre el incendio de Yarnell Hill de lo que he expuesto aquí, les recomiendo ver la película antes de indagar más, ya que un exceso de información previa podría anularles el efecto sorpresa de su poco complaciente final.


En resumidas cuentas

LO MEJOR: La habilidad de Kosinski para narrar una historia trágica sin pecar en exceso de sentimentalismo.

LO PEOR: La interpretación de Jeff Bridges, algo forzada y casi caricaturesca.

La secuencia: La que describe el incendio de Yarnell Hill, desde que Eric Marsh recibe la llamada de lo que parece una misión rutinaria sin importancia, hasta su desenlace.

El momento: La entrada de uno de los protagonistas en un pabellón deportivo.

La imagen: El plano general nocturno de los bomberos descansando frente a una montaña, iluminados por el fuego.

La frase: : «Tienes que preguntarte a ti mismo: “¿Con qué puedo vivir y sin qué puedo morir?”» (Duane a Eric).

Las cifras: El presupuesto se estima en 38 millones de dólares. En su pase por cines norteamericanos recaudó solo 18 millones, mientras que en el resto del planeta apenas ha conseguido sumar 4,7 millones.

El rodaje: Tuvo lugar en Los Alamos, Pecos y Santa Fe, en Nuevo México.

Internet: www.onlythebrave-movie.com

¿Por qué…: da la sensación de que la película hubiera tenido más éxito de taquilla si se hubiera enfocado hacia el espectáculo y no hacia el drama cotidiano?


Pedro José Tena


ESTRENO: 2 DE MARZO


USA, 2017. T.O.: «Only the Brave». Director: Joseph Kosinski. Productores: Lorenzo di Bonaventura, Erik Howsam, Thad Luckinbill, Trent Luckinbill, Michael Menchel, Dawn Ostroff, Molly Smith, Jeremy Steckler. Producción: Columbia Pictures, Black Label Media, Condé Nast Entertainment, Di Bonaventura Pictures. Guión: Ken Nolan, Eric Warren Singer. Fotografía: Claudio Miranda. Diseño de producción: Kevin Kavanaugh. Música: Joseph Trapanese. Montaje: Billy Fox. Intérpretes: Josh Brolin (Eric Marsh), Miles Teller (Brendan McDonough), Jeff Bridges (Duane Steinbrink), Jennifer Connelly (Amanda Marsh), James Badge Dale (Jesse Steed), Taylor Kitsch (Christopher MacKenzie), Andie McDowell (Marvel Steinbrink), Geoff Stults (Travis Turbyfill), Alex Russell (Andrew Ashcraft), Thad Luckinbill (Scott Norris), Ben Hardy (Wade Parker).


EL DIRECTOR Joseph Kosinski

Nacido en Marshalltown, Iowa (EEUU), en 1974. Con estudios universitarios de Ingeniería Mecánica y Arquitectura, Kosinski comenzó a despuntar en el audiovisual gracias a sus trabajos para publicidad (Gears of War, Apple, BMW, etc.), antes de debutar en el cine con el largometraje Tron: Legacy (2010), producido por Disney. Su siguiente película fue Oblivion (2013), con Tom Cruise, a quien se rumorea que dirigirá en la esperada Top Gun: Maverick (2019).

Más en En Cartel

  • El hombre que mató a Don Quijote

    Luchando contra gigantes De entre todos los proyectos malditos de las últimas décadas, «El hombre que mató a Don Quijote» es...

    Roberto Moratojunio 2018
  • Los extraños: Cacería nocturna

    Pesadilla para una familia Ni más ni menos que ocho años ha tardado en salir adelante «Los extraños: Cacería nocturna», secuela...

    Tonio L. Alarcónjunio 2018
  • Playground

    Tras dos años de retraso, llega a la cartelera española una de las películas que mayor impactó causó en la 64º...

    Emilio M. Lunamayo 2018
  • Blanco perfecto (Downrange)

    En el punto de mira Seis estudiantes universitarios, un coche averiado en una carretera de montaña y un francotirador inmisericorde son...

    Carlos Morcillo Miramayo 2018
  • La chica en la niebla

    La desaparición de Anna Lou El escritor italiano Donato Carrisi, el autor italiano de «thrillers» que más libros vende en todo...

    Pedro José Tenamayo 2018
  • Han Solo: Una historia de Star Wars

    En 12 pársecs… y contando Tras un proceso de producción más bien accidentado, en que sus directores originales, Phil Lord y...

    Dani Seguramayo 2018
  • Deadpool 2 Más fuerte, más rápido… Más bocazas

    Llegó de la nada, vistió con estilo y cambió para siempre el panorama de las películas de superhéroes. Deadpool vuelve a...

    Roberto Moratomayo 2018
  • Borg vs. McEnroe

    La histórica rivalidad entre Björn Borg y John McEnroe es el eje central de esta película, debut en el largometraje de...

    Óscar Broxmayo 2018
  • Verdad o reto

    Llega a nuestros cines la nueva producción de Blumhouse, «Verdad o reto», que propone un giro sobrenatural respecto al juego social,...

    adminmayo 2018