Conectar
Ir arriba

Ready Player One

El rey del videojuego

Llega por fin a los cines la adaptación de uno de los fenómenos literarios más espectaculares de los últimos años, «Ready Player One». Que detrás del proyecto se haya puesto Steven Spielberg no solo ha supuesto un espaldarazo industrial para el proyecto, sino, sobre todo, una garantía de que el resultado estará a la altura, e incluso por encima, de la novela original.


Wade (Ty Sheridan) y Samantha (Olivia Cooke) aceptan competir en el videojuego virtual creado por el difunto James Halliday (Mark Rylance) bajo sus respectivos avatares: Parzival y Art3mis.


No resulta difícil, creo, reconocer trazos del propio Ernest Cline, y de sus fantasías adolescentes, detrás de los personajes que pueblan esa ensoñación geek desatada que es «Ready Player One». En el podcast «The Geek’s Guide to the Galaxy» explicaba que se sentía «afortunado por haber nacido en los 70, porque pude formar parte de la primera generación que tuvo videojuegos, además de consolas domésticas; conseguí la Atari en las Navidades del 79 y eso cambió toda mi infancia. Después tener un vídeo cambió otra vez mi vida, pues pude volver a ver películas y estudiar cómo estaban hechas y grabar cosas de la televisión. También tuve un ordenador personal –un TRS-80– con el que pude hacer mis propios videojuegos y programar ». No es casual, pues, que el único de sus guiones que se había producido hasta ahora, Fanboys, girara en torno a un grupo de amigos que quieren que uno de ellos, con cáncer terminal, vea Star Wars – Episodio I: La amenaza fantasma antes de su estreno, o que lograra vender otro, Thundercade, sobre un treinteañero dispuesto a recuperar el trono de campeón que logró como adolescente en un videojuego clásico.




De hecho, la novela que le hizo famoso nació, al menos dentro de su mente, como potencial largometraje, cuando pensó: «¿Y si Willy Wonka fuera un diseñador de videojuegos, y hubiera organizado su concurso del billete dorado dentro de su mayor creación?». Lo que le llevó a, antes de sentarse siquiera a escribir, planear «todas las adivinanzas, los puzles y las pistas que un creador de videojuegos excéntrico crearía para encontrar a un sucesor digno», para lo que utilizó «la cultura pop de mi vida como vieja mitología para mi historia de Indiana Jones». Y de ese trabajo fue surgiendo la idea de James Halliday como «un tercio Willy Wonka, un tercio Howard Hughes, y un tercio Richard Garriott, que inventó la saga de videojuegos “Ultima” y que tenía un personaje propio dentro del juego, Lord British, del que se disfrazaba en las convenciones. Tenía una mansión fuera de Austin llena de pasadizos secretos, “kits” para cazar vampiros y otras cosas extrañas; incluso usó su dinero para comprar un billete para viajar al espacio». Lo que está claro es que Cline, aludiendo a la nostalgia de su generación (y adyacentes), logró crear un proyecto lo bastante atractivo como para que Random House lo adquiriera en una salvaje guerra de pujas –no se ha revelado lo que llegó a cobrar, pero está por encima del millón de dólares– y, al mismo tiempo, Warner Bros. y De Line Pictures se hicieran con los derechos cinematográficos.

Como es lógico, fue el propio Cline quien se encargó de llevar a cabo los primeros borradores de guión, pero los productores decidieron que la película necesitaba alejarse del original para desarrollar más a sus personajes, de ahí que le encargaran a Eric Eason (El lado oscuro de la noche, Una vida mejor) que llevara a cabo una nueva versión. Sin embargo, se interponía un problema fundamental: la enorme cantidad de licencias que obligaba a negociar la historia, de ahí que se contratara a Zak Penn (X-Men: La decisión final, El increíble Hulk) para que reajustara la trama hasta hacerla más viable –es decir, que, a ser posible, metiera franquicias de Warner como Blade Runner, Mad Max o El gigante de hierro– y, así, acabar de pulir el proyecto antes de empezar a buscar al director más adecuado para un blockbuster de semejante envergadura. Para lo que se negoció con dos pesos pesados de la industria como Christopher Nolan y Robert Zemeckis, si bien también se tuvo en cuenta a Matthew Vaughn, Edgar Wright y Peter Jackson hasta que un nombre inesperado se coló en las quinielas: Steven Spielberg. El fundador de Amblin, una de las referencias fundamentales para Ready Player One, se sintió atraído por el proyecto porque, según le explicaba a «IndieWire», le pareció «el “flashforward” y “flashback” simultáneos más increíbles que he leído, tanto hacia una década en la que estuve muy implicado como a un futuro que creo que está allí esperándonos, nos guste o no». De hecho, remarcaba que, en su noción sobre la misma, el film «mostrará por qué resulta atractivo no vivir en el mundo real, pero todo lo que nos perdemos por ello. Es una historia con moraleja, pero también una película de aventuras alucinante».



«Ready Player One» es un movimiento de Steven Spielberg destinado a intentar recuperar el favor del público



EL OASIS DEL TESORO

La acción de Ready Player One se ambienta en el año 2045, cuando el mundo entero está al borde del caos y el colapso. Sin embargo, la gente ha encontrado refugio en OASIS, un enorme y gratuito universo de realidad virtual creado por el brillante y excéntrico James Halliday (Mark Rylance), y que incluye desde inmensos campos de juego hasta recursos educativos de altísima calidad. Sin embargo, cuando Halliday fallece, se hace público que dejará su inmensa fortuna a la primera persona que encuentre un huevo de Pascua digital que ha escondido en algún lugar de OASIS, desatando una competición que tiene enganchado al mundo entero. Entre los que pasan todo el tiempo posible buscando la solución a los enigmas planteados está el joven Wade Watts (Tye Sheridan), que, junto a su mejor amigo, Aech (Lena Waithe), acaba convirtiéndose en una de las claves para encontrar un tesoro que también desea el jefe de operaciones de la malvada corporación IOI, Nolan Sorrento (Ben Mendelsohn). Para descubrir lo que ocultó Halliday, tendrán que adentrarse en un universo fantástico de misterios, descubrimientos y peligros en el que se cruzarán con una joven activista, Art3mis (Olivia Cooke), y dos peculiares orientales, Shoto (Philip Zhao) y Daito (Win Morisaki).



La intención de Spielberg al ponerse detrás de la adaptación de la novela de Ernest Cline está muy clara: se trata de un movimiento para intentar recuperar el favor del público, con el que no conecta desde que rodara, hace ya la friolera de diez años, Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal… No casualmente, otro ejercicio de nostalgia que miraba de reojo a la época en la que se le consideraba el Rey Midas de Hollywood. De ahí que, en una entrevista a «Collider», asegurara que esperaba «devolvernos a todos la genialidad de los 80. Adoro esa década. Creo que una de las razones principales por las que decidí hacer este proyecto fue para volver a los 80 y revisar cualquier película que quisiera, salvo las mías». Y es que una de las exigencias del director, que se implicó directamente en las reescrituras necesarias para ello –desde la contratación de Spielberg, el proceso se ha llevado con extrema discreción, así que no hay información sobre quién ha retocado el guión–, fue rebajar al mínimo las referencias a su propio trabajo, «salvo el DeLorean y un par de cosas más con las que tengo algo que ver. Me hizo muy feliz comprobar que, sin mí, sigue habiendo muchas cosas en los 80 como para que fuera una época genial en la que crecer». Lógicamente, los propios actores estaban entusiasmados ante la perspectiva de trabajar con Spielberg. Cooke le decía a «Empire» que «cuando eres una cría que quiere ser actriz, la idea de trabajar con él suena absurda. Así que ha sido surrealista». Incluso un veterano como Mendelsohn asegura que se sintió «muy excitado y muy nervioso. Me costó mucho mirarle a los ojos. Steven ha creado un montón de cultura pop legendaria. Su obra es enorme y maravillosa. Adoro “Salvar al soldado Ryan”. También “1941”. Me gusta mucho, mucho “Poltergeist”, con la niña, la televisión y la espiritista enana. Parte del placer de que Spielberg haga esta película es que puede jugar con toda esta cultura referencial, a la que ha contribuido de forma fundamental».

UN MUNDO DIGITAL

Teniendo en cuenta que gran parte de la acción de Ready Player One tiene lugar dentro de OASIS, lógicamente Spielberg y su director de fotografía habitual, Janusz Kaminski, han tenido que trabajar fundamentalmente con herramientas digitales. Lo que Kaminski reconoce que «no es mi forma favorita de hacer cine», sobre todo porque «estar en el plató de realidad virtual y trabajar con la captura de movimiento» funciona para un realizador «porque sigue dirigiendo actores», mientras que él solo ha podido establacer «el estilo de iluminación en la fase de postproducción. A veces participo en ella. A veces superviso los planos, dependiendo de la situación particular». Así pues, y siempre según el director de fotografía, «el 60% de la película fue creada por artistas visuales que están siguiendo el estilo de iluminación que establecí en el 40% restante, que era de acción real, y que rodé en película ». Sin embargo, además de la referencia creada por Kaminski en el propio largometraje, los animadores también se han inspirado en «imágenes del resto de películas que he hecho con Steven, y están reproduciendo el tipo de luz que yo usaría. Cosas de “Minority Report”, de “A.I. Inteligencia Artificial”… Así que siguen la filosofía de mi luz. Esencialmente diría que es mi película, con mi estilo visual, pero creado de forma artificial por animadores muy, muy habilidosos».


En su odisea virtual, Wade/Parzival se codeará con F’Nale Zandor (Hannah John- Kamen) y personajes del cine como el entrañable Gigante de Hierro.



Teniendo en cuenta el fenómeno geek que hay tras la novela original, seguramente Warner y Spielberg tienen entre manos uno de los grandes éxitos del año. De ahí que, a diferencia de la novela original, el guión de Zak Penn deje la puerta abierta a una secuela –de hecho, se insinúa que podría haber dos… y se apunta cuál podría ser el eje argumental central de las mismas– que, ¡oh casualidad!, Cline ya está escribiendo a partir de las ideas que surgieron del proceso de producción de la película… Algo que el propio escritor necesita, teniendo en cuenta la fría recepción que tuvo su segunda novela, «Armada», básicamente una reescritura de Starfighter: La aventura comienza con elementos de «El juego de Ender». Eso sí, Universal Pictures está desarrollando una adaptación cinematográfica con guión del propio Cline.

Tonio L. Alarcón 


Datos de producción

■ Antes de que Rylance asumiera el papel, Spielberg cortejó tanto a Gene Wilder como a Michael Keaton para interpretar a James Halliday.

■ De la misma manera que Sheridan se impuso a candidatos como Nick Robinson, Nat Wolff y Dalton Vaughn, Cooke hizo lo propio con Elle Fanning y Lola Kirke.

■ Vin Diesel tiene un pequeño cameo poniéndole, de nuevo, voz a su personaje en El gigante de hierro.

■ El personaje de Hannah-John Kamen, F’nale Zandor, no existía en la novela original, de la misma manera que el de T.J. Miller, i-R0k, tenía un papel mucho más secundario.

■ Es la primera vez que Warner y DreamWorks coproducen una película desde Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet, de Tim Burton.

■ John Williams no pudo escribir la música de Ready Player One porque estaba componiendo la de Los archivos del Pentágono.

■ La fecha inicial de estreno de Ready Player One era diciembre de 2017, pero se retrasó para que no coincidiera con Star Wars: Los últimos Jedi.

■ Los exteriores se rodaron en la zona de Birmingham, mientras que la parte de plató se llevó a cabo en los estudios qu Warner tiene en Leavesden (Hertfordshire).

■ No hay datos sobre el presupuesto, pero es más que probable que ronde los 200 millones de dólares.

■ Internet: readyplayeronemovie.com


ESTRENO: 28 DE MARZO


USA, 2018. T.O.: «Ready Player One». Director: Steven Spielberg. Productores: Donald De Line, Dan Farah, Kristie Macosko Krieger, Steven Spielberg. Producción: Amblin Entertainment, De Line Pictures, DreamWorks, Farah Films & Management, Random House Films, RatPac-Dune Entertainment, Reliance Entertainment, Village Roadshow Entertainment, Warner Bros. Guión: Zak Penn, Ernest Cline, según su propia novela. Fotografía: Janusz Kaminski. Diseño de producción: Adam Stockhausen. Música: Alan Silvestri. Montaje: Michael Kahn. Intérpretes: Tye Sheridan (Wade Owen Watts/Parzival), Olivia Cooke (Samantha Evelyn Cook/Art3mis), Ben Mendelsohn (Nolan Sorrento), T.J. Miller (i-R0k), Simon Pegg (Ogden Morrow/Og), Mark Rylance (James Donovan Halliday/Anorak), Lena Waithe (Aech), Philip Zhao (Shoto).


EL DIRECTOR Steven Spielberg

Nacido en Cincinatti, Ohio, en 1946. Uno de los nombres clave del Nuevo Hollywood, ha rodado films del nivel de Tiburón, Encuentros en la tercera fase, En busca del arca perdida y secuelas, E.T. el extraterrestre, Parque Jurásico, La lista de Schindler, Salvar al soldado Ryan, A.I. Inteligencia Artificial, Minority Report, Atrápame si puedes, Munich, War Horse, Lincoln, El puente de los espías o Los papeles del Pentágono, y tiene entre manos un nuevo Indiana Jones, The Kidnapping of Edgardo Mortara y una versión de West Side Story.

Más en En Cartel

  • Vacaciones con mamá

    El noviazgo de la madre de Rose (y Alice) La veterana Miou-Miou es la estrella del reparto de «Vacaciones con mamá»,...

    adminjunio 2018
  • SICARIO: EL DÍA DEL SOLDADO

    Un mundo sin piedad Denis Villeneuve cartografió un frío y cruel retrato de los clanes de narcotráfico en México, así como...

    Roberto Moratojunio 2018
  • El hombre que mató a Don Quijote

    Luchando contra gigantes De entre todos los proyectos malditos de las últimas décadas, «El hombre que mató a Don Quijote» es...

    Roberto Moratojunio 2018
  • Los extraños: Cacería nocturna

    Pesadilla para una familia Ni más ni menos que ocho años ha tardado en salir adelante «Los extraños: Cacería nocturna», secuela...

    Tonio L. Alarcónjunio 2018
  • Playground

    Tras dos años de retraso, llega a la cartelera española una de las películas que mayor impactó causó en la 64º...

    Emilio M. Lunamayo 2018
  • Blanco perfecto (Downrange)

    En el punto de mira Seis estudiantes universitarios, un coche averiado en una carretera de montaña y un francotirador inmisericorde son...

    Carlos Morcillo Miramayo 2018
  • La chica en la niebla

    La desaparición de Anna Lou El escritor italiano Donato Carrisi, el autor italiano de «thrillers» que más libros vende en todo...

    Pedro José Tenamayo 2018
  • Han Solo: Una historia de Star Wars

    En 12 pársecs… y contando Tras un proceso de producción más bien accidentado, en que sus directores originales, Phil Lord y...

    Dani Seguramayo 2018
  • Deadpool 2 Más fuerte, más rápido… Más bocazas

    Llegó de la nada, vistió con estilo y cambió para siempre el panorama de las películas de superhéroes. Deadpool vuelve a...

    Roberto Moratomayo 2018