Conectar
Ir arriba

Campeones

El partido de nuestras vidas

Javier Fesser regresa al territorio de la comedia con «Campeones», una emotiva historia de superación que tiene como protagonista a Javier Gutiérrez, un entrenador de baloncesto caído en desgracia que es obligado a entrenar a un equipo muy especial.


En los Juegos Paraolímpicos de Sydney 2000, la selección española de baloncesto se coronó con el oro olímpico en la categoría de discapacidad intelectual al vencer a Rusia en la final. Sin embargo, no mucho tiempo después se supo que todavía había sido un fraude orquestado por la propia Federación Española de Deportes para Discapacitados Intelectuales al enviar atletas. El engaño fue descubierto cuando, un día antes de la Ceremonia de Clausura de los Juegos, el periodista Carlos Ribagorda en la revista «Capital», que había participado en el equipo sin sufrir ningún tipo de deficiencia motriz o intelectual, reveló que la inmensa mayoría de los integrantes de su equipo eran de su misma condición. A raíz del artículo, el Comité Paraolímpico Español inició una investigación que concluyó que 10 de los 12 jugadores no poseían ningún tipo de discapacidad.


El contacto con los discapacitados mentales que conforman su nuevo equipo le harán tomar otra perspectiva de las cosas.


El escándalo fue mayúsculo, pero como se pueden imaginar en este país, los culpables no acabaron precisamente con sus huesos en prisión. Hubo un único condenado, el directivo de la Federación, que se vio obligado a pagar apenas 5.000 euros y a devolver la subvención que había cobrado –cerca de 150.000 euros– tras más de 13 años de juicio. Como suele pasar en estos casos, alguien tomó nota de tan rocambolesca situación y decidió que sería una maravillosa historia. Primero fueron los Hermanos Farrelly, maestros en la grosería y la incorrección política pero que sin embargo están acostumbrados a lo largo de su filmografía a trabajar con actores con distintas discapacidades. En 2005, y aprovechando la fama de Johnny Knoxville en Jackass, produjeron El farsante, donde precisamente un timador de poca monta se enrolaba en el equipo paraolímpico norteamericano con el objetivo de conseguir dinero fácil. Los Farrelly contaron con un reparto lleno de caras desconocidas, muchos de ellos con algún tipo de discapacidad. El mérito de la película, aparte de convertir en una persona agradable a Katherine Heigle, era tratar con normalidad a sus actores y hacer que muchos de ellos se pudiesen expresar desde la vis cómica.

La historia de Carlos Ribagorda y su equipo «normal» lleva años revoloteando la cabeza de Javier Fesser. ¿Y si se pudiese contar desde el otro lado? Campeones juega ligeramente con ese mismo concepto. En palabras de su propio realizador: «“Campeones” aborda el mundo de las personas con discapacidad intelectual con la misma sinceridad y naturalidad con la que ellos afrontan sus vidas. Su falta generalizada de prejuicios sobre cualquier asunto y su envidiable afición por decir las cosas tal y como las piensan, permiten a sus protagonistas vivir una aventura irremediablemente divertida y humanamente deliciosa. Es una mezcla explosiva de humor y ternura. Humor que proviene de sus personajes, de su inocente pero aplastante interpretación de la realidad y ternura que emana de cada uno de sus gestos desde el primer fotograma en el que aparecen. Es imposible no enamorarse de la transparencia, la pureza, la generosidad y la extraordinaria capacidad de estas personas para emocionarnos. El hecho de que los diez protagonistas sean interpretados por personas con discapacidad intelectual real añade al proyecto un componente de verdad imprescindible y multiplica por mil la empatía que esta comedia está destinada a provocar».

El único pero que se le puede poner a las intenciones es que alguien, de dentro de la película, haya decidido compararla con Forrest Gump. Que en pleno año 2018 no nos hayamos enterado todavía de las intenciones cáusticas de la película de Robert Zemeckis es un delito. Sea como fuese.



ALGO MÁS QUE UN EQUIPO

Marco (Javier Gutiérrez) es el segundo entrenador de un equipo de baloncesto de la primera división española. Tiene problemas en el trabajo, con su pareja y con casi todo lo que le rodea. Es, más que nada, una cuestión de actitud frente a la vida. Un día, en pleno partido de Liga, esas frustraciones desembocan en una tremenda bronca con el primer entrenador, que deriva en una borrachera y esta en un accidente de tráfico que le sienta en el banquillo.

La sentencia le llevará a entrenar a un equipo de baloncesto muy especial, formado por personas con discapacidad intelectual, a la vez que pierde su trabajo y se rompe su relación de pareja. De forma sorpresiva para el propio Marco, él será quien realmente aprenda de su aventura junto a un equipo donde imperan las ganas de vivir y el dar importancia a las cosas que realmente la tienen…

MÁS QUE ÍDOLOS

No se le puede negar valentía a Javier Fesser a la hora de rodar una película como Campeones. Puede que haya creado el largometraje más desprejuiciado, sincero y menos irónico que se haya podido ver en pantalla grande en muchos, muchos años. ¿Estamos preparados nosotros como espectadores para recibir algo semejante? Me temo que la respuesta es no. Es imposible abandonar nuestro cinismo contemporáneo para aprehender en su medida todo lo que el realizador madrileño propone. Ni revolucionario, ni posmoderno, Fesser se apropia del género deportivo para cuestionarse qué significa la modernidad y lo hace tan a corazón abierto que es imposible no sentir cierta piedad por la que le puede caer encima. Es obvio que existe una dignidad y una reivindicación de la normalidad a la hora de tratar y dirigir a los actores con discapacidad que integran el equipo de baloncesto protagonista, no hay una utilización sino la potenciación de las habilidades cómicas de un grupo de actores y, como comedia, la película funciona a las mil maravillas, con gags sutilmente creados y el habitual gusto por la simpleza y limpieza del humor del que suele hacer gala el cineasta.



El problema es que Campeones también pretende ser una película de marcado carácter melodramático, y precisamente por ese tono sincero y de emociones desbordantes, queda bastante ridículo su abordaje al drama. Ni ayudan la realización de Fesser, ni los tópicos recurrentes o las escenas personales del personaje de Javier Gutiérrez, ni por supuesto esa chirriante banda sonora digna de música de ascensor que acompaña como un martillo hidráulico todas las escenas de supuesto carácter emocional. Es una lástima porque claramente el corazón está en el lugar indicado y Fesser es capaz de controlar esos mismos sentimientos a la hora de abordar los dramas personales de los integrantes del equipo de baloncesto –véase el magistral montaje donde se repasa brevemente y con sentido del humor las historias de todos los personajes– e incluso clava escenas más intimistas como la conversación en la playa entre Mateo y Román. Campeones es valiente y admirable, pero quizás habría necesitado una mirada algo más cínica a la hora de controlar sus emociones.

Roberto Morato


En resumidas cuentas

LO MEJOR: La comedia funciona como un tiro. La dirección de actores. Collantes, «Devoradora de mundos».

LO PEOR: El uso de la banda sonora. Imposible describirlo con palabras.

El momento: El viajecito en autobús.

La imagen: La conversación de Marco junto a uno de sus jugadores a la orilla de la playa.

El diálogo: «Buscaros un compañero. Yo ya tengo novia. Ya, pero es puta».

El rodaje: Madrid y Canarias.

Internet: http://www.universalpictures.es/ es/peliculas/campeones-94/

¿Por qué…: esa necesidad de acentos imposibles para ganar veracidad en el relato?


ESTRENO: 16 DE ABRIL


España 2018. Director: Javier Fesser. Productores: Luis Manso, Alvaro Longoria, Javier Fesser. Producción: Películas Pendelton, Morena Films, Movistar. Guión: David Marqués, Javier Fesser. Fotografía: Chechu Graf. Diseño de producción: Luis Fernández. Música: Rafael Arnau. Montaje: Javier Fesser. Intérpretes: Javier Gutiérrez (Marco), Sergio Olmos (Sergio), Julio Fernández (Fabián), Jesús Lago (Jesús), Jesús Vidal (Marín), José de Luna (Juanma), Fran Fuentes (Paquito), Gloria Ramos (Collantes), Roberto Chinchilla (Román).


EL DIRECTOR Javier Fesser

Realizador madrileño nacido hace 54 años. Muy pronto comenzó rodando spots publicitarios, los cortometrajes, programas de televisión o miniseries para internet. Tras la dirección de los dos cortometrajes más premiados del cine español hasta ese momento, Aquel ritmillo y El secdleto de la tlompeta, llega su primer largometraje El milagro de P. Tinto. Su siguiente película, La gran aventura de Mortadelo y Filemón se convertiría en el cuarto largometraje más taquillero de toda la historia del cine español.

Más en En Cartel

  • Custodia compartida

    Monstruos mundanos Sin tiempo para asimilar la pasada entrega de los Oscar, llega a la cartelera española una de las favoritas...

    Emilio M. Lunaabril 2018
  • Fireworks

    La fuga de Nazuna Pese a que aquí no es tan conocido el telefilm de Shunji Iwai en el que se...

    adminabril 2018
  • Un lugar tranquilo

    El silencio del hombre A su paso por el último SXSW, la tercera película de John Krasinski como director, «Un lugar...

    Tonio L. Alarcónabril 2018
  • Isla de perros

    La perrera del odio Wes Anderson regresa a la animation «stop motion» con «Isla de perros», una aventura que transcurre en...

    Roberto Moratoabril 2018
  • Rampage

    El director y el protagonista de «Viaje al centro de la tierra 2: La isla misteriosa» (2012) y «San Andrés» (2015),...

    Pedro José Tenaabril 2018
  • La casa torcida

    Después del reciente estreno de la versión de Kenneth Branagh de «Asesinato en el Orient Express», el director de «La llave...

    Mónica Jordanabril 2018
  • Juego de ladrones

    Una banda de ladrones profesionales, un atraco perfecto que acaba en violento tiroteo y un «sheriff» de vida personal distraída y...

    Roberto Moratoabril 2018
  • El Cairo confidencial

    Reenconstrucciones Con un impresionante palmarés, en los que destacan el premio a la mejor película extranjera del Festival de Sundance y...

    Emilio M. Lunamarzo 2018
  • Ready Player One

    El rey del videojuego Llega por fin a los cines la adaptación de uno de los fenómenos literarios más espectaculares de...

    Tonio L. Alarcónmarzo 2018