Conectar
Ir arriba

Personajes de televisión que han muerto… porque lo han hecho sus intérpretes

También ha ocurrido en el cine: un personaje de una determinada película, serie o film para televisión «muere»… porque se ha producido el fallecimiento, en la vida real, del actor o de la actriz que lo encarnaba. Es el caso, por ejemplo, de Nicholas Colasanto, quien interpretaba al entrenador de béisbol Ernie «Coach» Pantusso en la famosa sitcom Cheers (1982-1993) y que, durante el rodaje de su cuarta temporada, falleció de un ataque cardíaco, obligando a los guionistas de la serie a eliminar a su personaje. Estas lamentables circunstancias también se dieron con la actriz Nancy Merchand, intérprete de Livia Soprano en Los Soprano (1999-2007), personaje que en la ficción fue asesinado porque la actriz falleció de un enfisema y un cáncer de pulmón durante la filmación de la tercera temporada. John Ritter, protagonista de la sitcom No con mis hijas (2002- 2005), falleció durante la grabación por culpa de una rara dolencia cardíaca, lo cual obligó asimismo a «matar» a su personaje. La muerte del actor John Spencer, intérprete durante seis temporadas de El ala oeste de la Casa Blanca (1999-2006) del jefe de gabinete Leo McGarry, obligó a los responsables de la serie a resolver diversos flecos argumentales del final de la serie. Por su parte, los guionistas de la segunda temporada de Mad Men (2007-2015) recurrieron a un auténtico accidente de aviación que había ocurrido en 1962 para justificar la muerte del personaje de Andrew Campbell, dado que su intérprete, Christopher Allport, falleció repentinamente, víctima de una avalancha en una estación de esquí. Más recientemente, la muerte del actor Miguel Ferrer, víctima de un cáncer de garganta, forzó a los productores de la serie NCIS: Los Ángeles (2009- ) a justificar la muerte del personaje que encarnaba.

Profesor Moriarty

Más en Actualidad